¡Siempre mordiendo la mano que nos da de comer!

Por muchos años que uno cumple, y habiendo dedicado toda mi vida a escribir sobre el turismo y el transporte, habiendo visitado las principales capitales del mundo y asistido a multitud de congresos de economía y turismo, sigo sorprendiéndome, del país en el que nací y vivo: mi querida España…, y después de mucho pensarlo, tengo que admitir con tristeza que hay cosas (malas) que sólo pasan aquí, debajo de los Pirineos, y no me refiero solo a Cataluña, que también tiene lo suyo la pobre con el pésimo ejemplo que dieron desde su alcaldesa hasta más de un conocido político, que con su posición en contra de1 turismo de cruceros potenció la muy desafortunada turismofobia, y que, hoy en día, después de varios meses sin ver un crucero, lloran y reclaman su vuelta; porque al ver las Ramblas vacías, el sector se pregunta ¿cuándo volverán los turistas?.

Y aunque duela, así somos en este país, esté el gobierno que esté, y se trate de la región española que se trate…. ¡siempre mordiendo la mano que nos da de comer!. Hasta antes de la pandemia hemos llegado a recibir ochenta millones de visitantes (que se dice pronto) y llevábamos muchos años en los primeros puestos del liderazgo mundial en visitantes de todo el mundo y uno se pregunta: ¿por qué está tan poco valorado el sector del turismo y la hostelería cuando supone el 15% del Producto Interíor Bruto?, ¿por qué un sector tan importante y que ha exportado nuestra buena imagen del buen vivir por todo el mundo es tan maltratado?, ¿qué nos pasa a los españoles que no sabemos mirarnos con los mismos buenos ojos con que nos ve el resto del mundo?.

Son millones las personas que en cuanto pueden cogen un avión y vienen a disfrutar de sus días de asueto en cualquiera de nuestras ciudades, pueblos o playas, entonces ¿por qué están tan ciegos nuestros políticos (los de antes, los de ahora, los de siempre…) y no ha existido ningún gobierno que haya apostado por la creación de un Ministerio para atender como se merece nuestra industria de la cultura. el ocio, la gastronomía, o nuestra historia, entre otros. y que dan. trabajo a miles y miles de personas?.

Necesitamos que reaccionen ya, y que el Gobierno que nos preside ahora. mismo tome las riendas y evite que nos vayamos al garete. Algunos dicen que la envidia es la comida de muchos españoles. En general, no es mi caso, pero cuando nos llegan noticias de que en países europeos como Alemania. Francia o Italia se van hacer cargo del 75 por ciento de las pérdidas que tengan las empresas turísticas, que bajan el IVA de algunos productos para incrementar su consumo, o que incluso van a dar créditos a fondo perdido …. la verdad, ahí sí que siento una tremenda envidia y no precisamente sana.

En los últimos 50 años, el sector empresarial turístico ha hecho de España un gran país, desde el que exportamos nuestro conocimiento a los cinco continentes, teniendo las empresas turísticas lideres en el mundo y que dan trabajo a miles de personas e ingresan miles de millones de euros en impuestos. Ahora son los gobiernos regionales, nacionales y europeos los que deben hacer una gran inversión para mantener y apostar por el futuro de las empresas que los han mantenido a ellos durante años.

Rafael Miñana, editor y director de La Gaceta del Turismo
Director General Grupo Gaceta3

One Response

  1. lander 24 noviembre 2020

Deja un comentario!