Cómo el bigdata ha monitorizado la crisis del coronavirus en la ocupación hotelera de Benidorm

Los hoteles de Benidorm han obtenido, con el 70,6 por ciento en la primera quincena de marzo, el peor dato de ocupación desde la crisis económica de hace una década antes del cierre generalizado a causa del estado de alarma por el coronavirus.

Según un comunicado de la patronal Hosbec, el desplome a causa de la pandemia comenzó el día 13.

Hasta entonces, marzo había marchado con normalidad ya que las camas ocupadas oscilaban entre el 74 y el 76 por ciento la mayor parte de los días, subiendo incluso al 81 y 85 durante el fin de semana de los días 7 y 8 de marzo.

Aunque en aquellas jornadas ya había noticias preocupantes sobre contagios de coronavirus, no se hacían notar en la ocupación hotelera hasta el miércoles 11 de marzo.

Ahí llega la inflexión, con el anuncio de la cancelación de los programas de Turismo Social y a partir del viernes 13 de marzo con el anuncio del estado de alarma, que desata la crisis y el domingo 15 de marzo la ocupación paso a menos del 30 por ciento, en menos de tres días.

«A partir de esa fecha, todo es ya conocido», ha señalado Hosbec, quien ese día recomendó públicamente «cerrar la planta hotelera en el plazo de 72 horas» por primera vez en la historia, un total de 41.000 camas.

La ocupación de esa primera quincena del 70,6 por ciento supone un descenso de 11,4 puntos porcentuales en comparación con el mismo período del año anterior.

La patronal ha apuntado que marzo podría haber sido un buen mes en cuanto a resultados de producción hotelera, probablemente siguiendo una tendencia estable con respecto a 2019 «de no ser por la irrupción de esta crisis sanitaria mundial que está afectando también a los viajes y al turismo».

El turista español suele ser el mercado principal en los hoteles de Benidorm pero durante esta quincena se detecta un cambio importante, y es que el primer mercado en importancia ha sido el británico, que supone un 45,6 por ciento de la cuota.

«Parece que los turistas británicos no han querido renunciar a sus vacaciones y han registrado alrededor de 184.000 pernoctaciones, a pesar de la cancelaciones de última hora», según la patronal.

Los españoles, por su parte, ocupan el segundo puesto en el ránking con el 42,4 por ciento, un dato que supone un descenso importante de viajeros y que conlleva una caída del 23 por ciento en el número de pernoctaciones debido a la cancelación de las reservas de muchos españoles y a la paralización de los viajes del Imserso.

La demanda de turistas belgas, sin embargo, se ha incrementado y es el tercer mercado en importancia con un 4,7 por ciento de la cuota, creciendo un 7% en número de pernoctaciones.

Deja un comentario!