Colomer: «Somos una tierra fértil en producto que cuenta, además, con grandes profesionales»

Francesc Colomer, secretario autonómico de Turismo de la Generalitat Valenciana.

Mediterránea Gastrónoma debe ser, una vez más, un espacio desde el que mostrar la autenticidad de nuestra gastronomía, la riqueza de nuestros productos y la profesionalidad de nuestro sector, pero este año especialmente hay que destacar la seguridad que ofrecen a todos aquellos que quieran seguir disfrutando de una experiencia única entorno a una mesa. Este virus no nos puede llevar a renunciar a esto.

La Comunidad Valenciana celebra la tercera edición de uno de los eventos gastronómicos más importantes que se celebran es España, nos referimos a la feria  Mediterránea Gastrónoma. ¿Cómo valoraría a este importante segmento del turismo que es el sector gastronómico?

La gastronomía es un producto fundamental para nuestra Comunidad. De hecho, desde Turisme Comunitat Valenciana hace tiempo que hemos apostado por poner en valor nuestro producto, la historia de nuestros platos y a los grandes profesionales que hacen de este sector un gran generador de experiencias inolvidables.

La puesta en marcha de la red gastroturística, L’Exquisit Mediterrani, nos permite sumar esfuerzos, poner de relevancia la calidad y la profesionalidad de este producto y, sobre todo, promocionarlo ante un mercado cada vez más exigente.

Sin duda estamos viviendo una auténtica edad de oro de la gastronomía y en la Comunitat Valenciana tenemos todos los ingredientes para posicionarnos como un destino atractivo y con diversidad de opciones que ofrecer. Trabajamos junto a los cocineros, pero también para elevar la mirada y poner el objetivo en la sala, en el producto, en las tradiciones, en los vinos, en la pesca, en el cultivo autóctono….en todo aquello que nos hace únicos.

Mediterranea Gastronoma cuenta con el respaldo de Turisme Comunitat Valenciana. ¿Cuáles son los principales objetivos de cara al sector en estos delicados momentos para el turismo mundial?

Este es un sector que demuestra su fortaleza y tesón cada día, y ese esfuerzo no puede perderse de vista en un momento tan complicado como el actual.

Siempre hemos tratado de apostar por la dignificación y la profesionalización del trabajo que se realiza en la cocina y en la sala, y ahora más que nunca hay que reconocer la labor que han realizado para adaptar sus entornos de trabajo (y de disfrute para los clientes) a los protocolos sanitarios que nos impone la Covid19.

Mediterránea Gastrónoma debe ser, una vez más, un espacio desde el que mostrar la autenticidad de nuestra gastronomía, la riqueza de nuestros productos y la profesionalidad de nuestro sector, pero este año especialmente hay que destacar la seguridad que ofrecen a todos aquellos que quieran seguir disfrutando de una experiencia única entorno a una mesa. Este virus no nos puede llevar a renunciar a esto.

La Comunidad dispone del sector agroalimentario más potente de España. ¿Cuál es su valoración de los productos que genera esta tierra como sus verduras, vinos cereales o frutas, etc.?

Nuestro territorio es la mejor despensa del Mediterráneo. Somos una tierra fértil en producto, que cuenta además con grandes profesionales que han sabido sacar lo mejor de ella. Si a esto le sumamos la riqueza de nuestra tradición gastronómica, las manos expertas que han mimado ese producto en los fogones, que han conservado recetas únicas y que ahora han conseguido aplicar las últimas técnicas culinarias para mejorarlas todavía más creo que podemos presentarnos ante el mercado turístico como un destino gastronómico de primer orden.  

La Comunidad cuenta con una red de Centros de Desarrollo Turístico muy especializados en la formación de la gastronomía y la hostelería, ¿qué recursos económicos le dedican a estas áreas?

Para nosotros la red de CdTs es un pilar muy importante que se ajusta perfectamente a uno de los grandes objetivos que tenemos: la profesionalización del sector turístico y su vertebración territorial. Por eso dedicamos todos los recursos que podemos a mejorar su funcionamiento.

En los últimos años estamos haciendo inversiones importantes para ampliar esta red, con la construcción y apertura de nuevos centros en el interior, como el de Els Ports-Morella, Requena y Alcoy. La innovación también servirá, con la extensión del Invattur a estos centros, para avanzar en este camino.

Me emociona mucho pensar que, sobre todo en los últimos años, los CdTs han conseguido ofrecer una segunda oportunidad a mucha gente que se sintió expulsada del mercado laboral, al tiempo que nos ha servido para reforzar la profesionalidad de un sector al que cada día se le exige más.

¿Cuáles y cuántos son los cursos que ofrecen en la actualidad a los futuros profesionales?

Mantenemos los cursos de cocina, básica y avanzada. Pero también nos adaptamos cada día más a las demandas y necesidades del sector. Los consejos asesores de cada CdT, compuestos por profesionales y expertos de la zona, marcan el camino y nosotros nos encargamos de ofrecer esa formación necesaria para dinamizar el sector en cada momento. Durante el confinamiento hicimos un esfuerzo enorme para ofrecer formación online sobre diversas materias, entre ellas sobre los protocolos que se debían aplicar para garantizar la seguridad y la salud de los clientes ante la reapertura de los distintos servicios turísticos. Ahora estamos preparando cursos para los profesionales afectados por un ERTE, para que aprovechen este tiempo para avanzar. En los CdTs no se forma únicamente a cocineros, sino que se imparten especializaciones muy variadas.

¿Subvenciona la Generalitat estos cursos de formación?

Los que están dirigidos a personas desempleadas cuentan con financiación del fondo social europeo. Pero, desde la Generalitat aportamos el mantenimiento del espacio, la organización, la materia prima, y aquellos cursos de especialización con los que queremos completar y mejorar la formación de nuestros profesionales. En los últimos años hemos traído a los mejores cocineros nacionales e internacionales para ofrecer masterclass en nuestros centros. Los CdTs no sólo imparten conocimiento, también son centros donde compartir y desde los que exportar nuestra mejor versión.

Esta pandemia ha traído muchas carencias a la población. Turisme Comunitat Valenciana, a través de varias ONG, ha ayudado a donar muchos miles de platos de comida a muchas familias en Castellón, Valencia y Alicante

Durante los meses más duros del confinamiento nuestros centros han acogido iniciativas solidarias y admirables en las que nuestros profesionales han volcado su esfuerzo, tiempo y conocimientos.

Alicante Gastronómica desde el CDT de Alicante, Torrevieja y Benidorm; la ONG Central Kitchen de José Andrés desde el CdT de Valencia, y una colaboración con el Ayuntamiento de Castellón liderada por el chef Miguel Barrera en nuestro CdT de Castellón nos llevaron a repartir más de 300.000 menús diarios que se elaboraban en nuestras cocinas para todas aquellas personas que no tenían un plato caliente que comer cada día. Una vez más este sector, que tuvo que cerrar sus cocinas y poner en riesgo sus negocios, supo sacar su lado más solidario y humano para ofrecer lo mejor a los demás.

En la actualidad nuestra región goza de mas restaurantes Michelin que nunca. ¿Cuánto cree que tiene que ver los CdT en la formación de estos profesionales?

Eso es difícil de medir. Sí, es cierto que grandes profesionales que hoy gestionan sus restaurantes con éxito y que nos ayudan a posicionar nuestra gastronomía en el mundo han recibido formación en alguno de nuestros centros. Pero a mí me gusta más destacar la contribución de estos centros a reorientar la vida de muchas personas, a ofrecerles una salida en un momento de su vida que pudo ser complicado. La cocina, nuestros fogones y los profesionales que cada día trabajan en la red CdT, han aportado mucho a dignificar la vida de mucha gente anónima de esta Comunidad. 

Este año debido a la pandemia mundial del Covid 19 el sector de la hostelería y el turismo está sufriendo mucho y sus representantes destacan que puede haber cierres de muchos  establecimientos. ¿Cuáles son  las medidas o ayudas que la Generalitat está aportando al  sector?

Desde Turisme Comunitat Valenciana no podemos perder nunca de vista las competencias que tenemos, porque son las que nos dan las herramientas para poder ayudar. Con eso tratamos de reforzar nuestras órdenes de ayuda, que se vieron incrementadas durante la pandemia con ayudas directas; el refuerzo de la promoción y el apoyo al sector para mantener su posicionamiento y tratar de llegar a la meta en las mejores condiciones; la puesta en marcha de un bono viaje para dinamizar el consumo turístico o la adaptación de un plan estratégico que nos permita abordar los próximo años con los mejores proyectos de futuro. Estamos en una etapa de resistencia. El turismo no está en crisis, está sufriendo los graves daños colaterales de una crisis sanitaria que está sacudiendo el mundo. Por eso nuestro objetivo es contribuir todo lo posible a que nuestro sector pueda resistir y recuperar su posicionamiento en cuanto todos recuperemos la capacidad de vivir y relacionarnos como lo hacíamos antes.

Y para terminar esta entrevista, una pregunta un poco más distendida. ¿Dónde se hacen los mejores arroces del mundo?

Con respecto a los arroces creo que ningún otro destino en el mundo puede darnos lecciones. Eso sí, estoy seguro de que los mejores arroces del mundo se comen en los hogares de los valencianos cada domingo. A cualquiera que le preguntes te dirá que la mejor paella es la que cocina su madre/suegra/hermano o cuñado cada vez que la familia se junta. El secreto no está sólo en la elaboración, sino en con quien y en qué condiciones los disfrutas. En eso tampoco nos gana nadie.

Deja un comentario!