Ismael Bilbao (restaurante Samaruc): «Dénia ofrece un producto que inspira a crear y a disfrutar de ello»

Ismael es un tipo peculiar. Su cocina se parece a él, siempre inquieta y creativa. Y su restaurante recoge reconocimientos por sus platos y por su detalle romántico. Sonríe, pregunta a pregunta, y nos cuenta que su pasión por los fogones se la inculcó su abuela, que le pierden los dulces y que adora a su familia. También hablamos de restauración, de Dénia y de su gamba roja, a la que conquistó con premio internacional tiempo atrás.

En primer lugar, Felices Fiestas

Buenos días y Felices fiestas a todos.

¿Cómo es su restaurante?

Bueno, esta opinión deberían de darla nuestros clientes, pero si me preguntas a mí, creo que somos un lugar muy acogedor y cercano, Samaruc es nuestra casa e intentamos dar y hacer lo mejor que posible, escogemos el mejor y más fresco producto para nuestros platos, el cual vamos a comprar diariamente al mercado  y los servimos con cariño. Así es Samaruc.

¿Se parece a usted?

Parece que no, pero es una pregunta complicada de contestar (aquí sonríe), claramente un restaurante tiene gran parte de personalidad de su propietario, pero yo me considero una persona afortunada por tener mis aliados y compañeros, todos somos mentes creativas y juntos formamos un gran equipo, Samaruc es un concepto mediterráneo, pero equilibrado, jaja. Eso sí, y hay que decirlo, los platos reflejan totalmente mi personalidad, soy creativo y esto es lo que refleja mi cocina, siempre busco algo nuevo y nunca quiero parar esta búsqueda de sabores y sensaciones.

Usted se apellida Bilbao, se crio en Sevilla y ahora tiene su restaurante en Dénia. ¿Cómo lo explica en un minuto?

Jajaja, Estas son las casualidades que con el tiempo te hacen entender que todo lo que pasa en la vida, pasa para mejor (aquí vuelve a sonreír) creo, que a la hora de trasmitir experiencias a través de la cocina lo más importante no es cuál es tu apellido o de dónde eres, aunque las raíces influyen bastante, sino que te sientas bien contigo mismo. Dénia se ha convertido en un lugar muy querido para mí. Es una maravilla de tierra y el producto que ofrece me inspira para crear y disfrutar de ello.

¿Qué fue lo que le encantó de Dénia para que se quedara?

¿A quién no le gusta Dénia? Es un sitio que reúne todo: el mar con sus diversas playas de arena y de rocas con vistas increíble, la montaña, la historia, la cultura, el ocio, hay para todos los gustos. Y en el sentido laboral, me refiero a la restauración, ofrece una gran variedad de productos de primera calidad, lo que considero que es una base muy importante para elaboraciones en la cocina.

¿Cuándo descubrió que quería dedicarse a esto de los fogones?

¡Siempre me llamó mucha atención la cocina! Primero seguía a mi abuela materna, (qué recuerdos aquellos… ¡aún me inspiran sus platos!) Después, gracias a un gran amigo y compañero que me brindó la oportunidad de estudiar la cocina y conocer y aprender de los grandes maestros de la profesión, que fueron una gran influencia en mi trayectoria profesional. A través de mis platos intento trasmitir mis emociones, sueños e inquietudes. Para mí la cocina es el lenguaje con que me siento más cómodo, y con el que puedo expresar todos mis sentimientos.

Van a ser unas fiestas atípicas, ¿cómo lo va a celebrar en su restaurante?

Como bien dices, estas Navidades van a ser muy diferentes, pero no por esto tenemos que dejar que sean menos especiales. En nuestro caso tenemos aforo limitado solo a 16 personas, que van a poder disfrutar de nuestros menús especiales de Nochebuena y Nochevieja. Siempre cumpliendo con medidas de seguridad para nuestros clientes y esforzarnos al máximo para que las experiencias navideñas en Samaruc superen expectativas. Tenemos varias sorpresas preparadas y también tenemos preparado un menú para llevar para todos aquellos que quieran disfrutar de una experiencia Samaruc en su casa, con unos platos especialmente pensados para estas fiestas.

¿Qué le pide al 2021?

Sin duda mucha salud, salud para todos. Que nos recuperemos y que volvamos a levantar la cabeza. También mucha, mucha fuerza y mucho ánimo. Como se dice “que la noche más oscura es antes de amanecer”. Que vuelva a brillar el sol y que el año 2021 sea año muy feliz.

Los que le conocen dicen que es una mente muy inquieta, que siempre está pensando qué hacer para sorprender a sus clientes…

Jajaja… Como soy Géminis y por mi naturaleza soy muy inquieto y mi mente va muy rápida. Pero hablando en serio, nuestra idea de cómo debe ser la cocina nos lleva a esto, que nuestro cliente disfrute de un buen boletus en su mejor momento o un buen dentón, o una buena alcachofa, todo es temporal y queremos aprovechar al máximo la temporada de cada producto.

¿Qué es lo que hace fuera de su trabajo que más le gusta?

Adoro a mi familia. Lo que más me gusta es pasar tiempo con mis hijos haciendo lo que sea. Lo que más me gusta es salir de rutas, hacer senderismo con ellos.

¿En qué se parece un surfero a un cocinero?

(Sonríe, sorprendido). Se me ocurre que ambos dedican su vida a buscar la ola perfecta, superar el reto que supone surfearla hasta el final y disfrutar el momento al máximo.

¿Cuál es el premio de los que has recibido que más ilusión le ha hecho conseguir?

¡Evidentemente, el de la Gamba Roja me hizo mucha ilusión (logró el tercer puesto con “Gamba Roja de Dénia en escabeche de naranja sanguina y garum valenciano” en el Festival Internacional de Dénia, en 2019).

Pero creo que el mejor premio que puede existir en esta profesión es el reconocimiento de tus clientes. ¡Para nosotros es lo más valioso!

¿A qué distancia cree que se encuentra actualmente de la estrella Michelín?

(Vuelve a reír) Es un camino largo y realmente intentamos no pensar demasiado en las estrellas Michelin. Nos encantaría que llegara pronto, pero sabemos los reconocimientos llegan por méritos y esfuerzos, y por eso trabajamos dando lo mejor de nosotros día tras día.

Si hubiera un duelo a muerte entre la gamba roja y el coronavirus, ¿quién ganaría?

Jajaja… ¿Qué te va a contestar a esta pregunta un cocinero enamorado de su oficio? ¡Sin dudarlo la gamba roja! Nadie se puede resistir a su sabor increíble y menos en estas fechas.

¿Hay algo que no soporte dentro de una cocina?

Sí claro, el desorden. Cocinar, presentar y limpiar es siempre más fácil de hacer en un entorno ordenado. Y en hostelería el tiempo es importantísimo.

Uno de los reconocimientos que ha tenido su restaurante últimamente es el mejor restaurante romántico de Dénia por restaurantguru.com. ¿Cuál es la clave?

La clave es, sobre todo, mucho cariño. Ya lo he comentado antes, todos los que estamos aquí ponemos un cariño especial a nuestro hogar que es Samaruc, aquí todo cuenta. Intentamos pensar en el más mínimo detalle, crear un ambiente tranquilo y relajado y esto es lo que percibe nuestro cliente.

Si tuviera que alimentarse solamente de un plato, ¿cuál elegiría?

En este sentido sigo siendo un niño. Los dulces pueden conmigo: helado, chocolate, dulce en general. La época de Navidades es mi perdición.

Seleccione mentalmente una canción, un vino y haga un brindis aquí ahora para despedir la entrevista.

La canción: “I don’t want to miss a thing”, de Aerosmith

El vino: Las Beatas, de Bodega Lanzaga.

Brindo porque todos tengamos un magnífico año 2021 lleno de salud y alegría.

Deja un comentario!