Un centenar de expositores se darán cita en FINE, Feria Internacional de Enoturismo

Un centenar de bodegas, rutas y hoteles participarán los días 9 y 10 de junio en la segunda edición de FINE #WineTourismExpo, la feria internacional de enoturismo, un evento para profesionales del este sector que arranca con una agenda de trabajo de más de 2.000 entrevistas entre expositores y compradores de 16 países.

FINE es un proyecto de Feria de Valladolid que cuenta con el apoyo de instituciones como el Ayuntamiento de Valladolid, la Junta de Castilla y León, la Diputación de Valladolid, la Cámara de Comercio y Turespaña.

Esta segunda edición se caracteriza por una importante participación portuguesa, que representa casi el cincuenta por ciento de la oferta expositiva, y la incorporación nuevas bodegas y rutas de áreas vinícolas tan relevantes como Rioja, Penedés, Galicia y Madrid, que se suman a Castilla y León, Murcia, Castilla-La Mancha, Somontano, Porto, Alentejo, Douro, etc.

La mayoría de las entrevistas entre compradores y expositores serán presenciales en el recinto de la Feria de Valladolid, sin embargo, las restricciones en los vuelos internacionales han motivado la participación online de los touroperadores y agencias de mercados como Estados Unidos, Canadá, Rusia, Reino Unido o Singapur.

Segmentos como enogastronomía, turismo de lujo y viajes “a medida” son las principales demandas de los compradores, que buscan en la feria nuevas bodegas y rutas, espacios singulares para eventos y viajes de incentivo, circuitos, etc.

“FINE tiene vocación internacional y tras los buenos resultados de la primera edición comenzamos a trabajar para incorporar este año bodegas italianas y francesas, pero la pandemia ha ralentizado esa expansión. Pese a todo, contamos con una destilería italiana, Andrea da Ponte, de la región de Treviso, que presenta en Valladolid su programa enoturístico”, ha explicado el director general de Feria de Valladolid, Alberto Alonso.

Nombres como Abadía Retuerta, Pago de Carraovejas, Protos, Dehesa de los Canónigos, Enate, Arzuaga Navarro, Parés Baltá, Vins Ferrer, Familia Fernández Rivera, Bodegas Franco-Españolas, Olarra, Campo Viejo, Arizcuren, Taylor’s, Quinta da Pacheca, Fita Preta, Quinta do Panascal, Aveleda, Quinta da Boa Esperanza, Churchill Graham, etc. dan forma a los contenidos expositivos de FINE.

La colaboración con Turespaña es fundamental para que FINE pueda contribuir al posicionamiento de España como destino enoturístico de referencia en los mercados internacionales. Ese acuerdo pone el acento en tres aspectos: la internacionalización de la oferta, formación de los sectores implicados en la creación y comercialización de experiencias innovadoras de calidad y mejorar el posicionamiento de la marca España en el segmento enoturístico internacional.

En opinión del director general de Turespaña, Miguel Sanz, “acciones de promoción turística internacional del enoturismo han de ser prioritarias en este especial momento, como refuerzo de nuestra marca-país; un elemento en auge cada vez más valorado dentro de la experiencia turística y transversal, que acompaña a otros productos turísticos como el de interior o naturaleza, el cultural o de negocios; que suma experiencias que ponen en valor los recursos de una zona turística, dando al viajero la oportunidad de conocer el destino de una forma más vivencial y cercana, disfrutando de experiencias únicas e inolvidables”.

FINE también ha reeditado en esta edición el acuerdo de colaboración con la Federación Española del Vino (FEV), entidad que agrupa a las bodegas españolas. Su director general, José Luis Benítez, apunta que “si España es una potencia mundial en el turismo y en el vino, lo lógico es que también sea así en materia de enoturismo, una actividad que tiene un enorme recorrido, no solo por la capacidad de acercar el producto al consumidor de primera mano, sino porque nos permite poner en valor y transmitir toda una serie de atributos inherentes al vino a nivel cultural, social y de sostenibilidad que son igual de importantes a la hora de construir nuestra imagen como sector y la experiencia en torno al vino”.

Rutas y municipios

El abanico de opciones que presentan bodegas y destinos incluye referencias al patrimonio cultural, gastronomía, actividades en entornos naturales, experiencias únicas, etc. En FINE estarán alrededor de una treintena de rutas y municipios que tienen en el vino y su cultura un elemento diferenciador.

Este mapa dibuja recorridos por Arribes del Duero, Arlanza, La Mancha, Jumilla, Bairrada, Ribeira Sacra, Madrid, Alijó, São João da Pesqueira, Pinhel, La Manchuela, Cerrato Palentino, Beira Interior, Távora-Varosa, Tras-os-Montes, Douro e Porto, Tejo, Lisboa, Dão, Vinhos Verdes, Bierzo, Cigales, Rueda, Toro, Valdepeñas, Ribera, Sierra de Francia, etc.

Las rutas del vino ejercen cada vez mayor atracción sobre el turista y, según los datos del undécimo informe de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) sobre la demanda turística, el interés por conocer los destinos vitivinícolas está en el origen del 40 por ciento de los viajes. Descubrir la cultura del vino, gastronomía, cultura y naturaleza del entorno son las motivaciones que llevan al turista a elegir las rutas del vino como destino para su ocio.

La elección de una ruta u otra, continúa el informe, está basada en las recomendaciones de amigos y familiares (40,8 por ciento), el interés que suscitan los vinos de la zona (24,5 por ciento) y en la atracción generada desde plataformas digitales y redes sociales.

Escenario seguro

Para garantizar la seguridad sanitaria FINE realizará test de antígenos gratuitos a todos los participantes del certamen: expositores, compradores, trabajadores de las empresas colaboradoras, visitantes, periodistas, etc.

También será obligatorio el uso de mascarilla tipo FFP2 y el cumplimiento de medidas como limitación de aforos, distancia de seguridad, identificación de asistentes, etc. FINE se celebrará en un pabellón de 9.000 metros cuadrados con renovación total del aire cada 30 minutos.

Jornadas de formación

FINE incluye en su programa conferencias, mesas redondas y talleres en los que expertos de distintos ámbitos explicarán cómo aplicar al enoturismo soluciones para mejorar su desarrollo, desde el análisis de datos hasta el conocimiento de los mercados o la creatividad para generar nuevas experiencias.

El especialista en investigación de mercados turísticos Juan Luis Nicolau, profesor en la universidad Virginia Tech, abrirá las jornadas técnicas el miércoles 9 con una charla sobre la importancia de conocer el comportamiento de los turistas.

La aplicación del big data al enoturismo será abordada por Cathy Huyghe, CEO de la empresa Enolytics, y Luís Brites, CEO de Clever Hospitality Analytics. En la sesión de tarde se hablará de las herramientas tecnológicas que utiliza Turespaña para identificar a los potenciales turistas, de experiencias de realidad aumentada, como la que llevan a cabo las bodegas Familia Fernández Rivera o el modelo que aplica en California Artesa Winery, del grupo Raventós Codorníu.
La primera jornada concluirá con un taller práctico, a cargo del experto en márketing enoturístico David Mora, quien explicará cómo utilizar herramientas que permitan buscar al cliente ideal.
El jueves 10, BeFine abrirá su programa con Eduardo Gonzáles, cofundador y director creativo del restaurante Sublimotion Ibiza, que hablará sobre el proceso creativo de experiencias innovadoras. La suma de tecnología, imaginación y alta cocina dan forma a esa original “performance gastronómica” desarrollada en colaboración con el chef Paco Roncero.

Las jornadas concluirán con una mesa redonda en la que intervendrán la presidenta de la Asociación Italiana de Turismo Enogastronómico, Roberta Garibaldi; Brigitte Bloch, vicepresidenta del Consejo Superior de Enoturismo de Francia; Alberto de la Iglesia, director de enoturismo de Pago de Carraovejas; y César Saldaña, presidente de la Asociación Ruta del Vino y el Brandy de Jerez.

Deja un comentario!