La trufa negra de Andilla participa en Madrid Fusión y se consolida como producto gourmet

La trufa negra de Andilla se consolida como referente gastronómico y producto gourmet de la provincia de Valencia en la V edición de la Feria Valenciana de la Trufa de Andilla (FIVATRUF) celebrada el pasado fin de semana en el recinto ferial de La Pobleta. La trufa está presente, desde este lunes, en la 22º edición de Madrid Fusión Alimentos de España. 

La V edición de FIVATRUF ha sido durante dos días lugar de encuentro de profesionales de la truficultura y de 14 marcas expositoras de diferentes zonas truferas a nivel nacional que trabajan desde el asesoramiento técnico, para iniciar una plantación, hasta la venta directa de trufa negra y productos relacionados o los sistemas de manejo y cultivo de la trufa, así como riegos. 

La truficultura es un sector en constante crecimiento, evolución e innovación, por lo que FIVATRUF 2024 ha puesto el foco además en la formación para los profesionales con ponencias técnicas de aspectos relevantes en esta materia como la elaboración de nidos, la mejora de la producción, el riego o la calidad de la trufa.  

En este sentido, y tras una batucada Borrumbaia, la feria ha contado con la ponencia “Las claves del éxito en una plantación trufera, cómo conseguir altas producciones en planta joven y mantenerlas en el tiempo”, a cargo de la directora técnica de Micolab, Luz Cocina. 

Calidad de la planta

En ella se ha dirigido a los truficultores y truficoltoras y ha destacado cómo es necesario olvidar las viejas formas de hacer y cultivar, ya que para lograr una rentabilidad en este cultivo es necesario invertir. También ha subrayado la importancia de la elección del terreno, el análisis y las mejoras de los suelos, el control de contaminantes, la elección de mercados y la calidad de la planta. La ponencia ha abordado así mismo cómo se debe potenciar una entrada en producción temprana y su mantenimiento a largo plazo. Y momentos críticos como cuándo es necesario regar o se arruina la cosecha. 

A lo largo de la ponencia, Luz Cocina ha tratado un tema primordial para la trificultura como es conseguir aumentar el tamaño, mejorar la forma de la trufa y el camino hacia las trufas de calidad extra. 

A lo largo de esta quinta edición de FIVATRUF, además de la formación en truficultura se ha desarrollado una demostración de caza de trufa con perros truferos a cargo del veterano trificultor, Ernesto Enguídanos y el sorteo de una cesta con productos trufados y experiencias gastronómicas. 

El broche a las ponencias lo pusieron Atanasi Boix y Rosa María Catalá de la empresa castellonense Fruits de la Terra con “Valores añadidos a la trufa negra e innovación en el sector comercial trufero”. En ella destacaron la importancia de innovar también en el sector primario y en un producto gourmet como la trufa negra, y se mostraron en contra de que las trufas “salgan en sacos y furgonetas”, porque “queremos darle un valor añadido a este producto ya que creemos que la trufa negra tiene un gran potencial si innovamos y mejoramos día a día”, explicó Atanasi Boix.

Caviar trufado

A lo largo de su ponencia presentaron, además de productos innovadores como aceite de oliva trufado, miel trufada o licor de crema de trufa, su más reciente creación, unas perlas de caviar trufado. 

Durante estos dos días de FIVATRUF, y también como novedad de esta edición, el recinto contó con una exposición de coches 4×4 que atrajo a los visitantes y la I edición del Concurso Popular de Tapas Trufadas. 

En palabras del alcalde de Andilla, Miguel Sebastián Ara “esta V edición de FIVATRUF supone la consolidación de una feria que pone a la trufa negra y a Andilla en el foco de este cultivo en la provincia de Valencia y da la oportunidad a este municipio, en riesgo alto de despoblación, de contar con una alternativa sostenible de desarrollo económico con un producto endógeno, económicamente viable, ecológico, de kilómetro 0, sostenible y de referencia para la gastronomía”.     

Deja un comentario!