Luis Dupuy, director general para España e Italia en Amex GBT: «La recuperación se va a producir más rápido de lo que se preveía inicialmente»

Luis Dupuy, presidente de Guild of European Business Travel Agents (GEBTA), en una entrevista con Gaceta del Turismo, explica cómo está siendo la recuperación en el sector. La organización reúne a las principales empresas de gestión de viajes de negocios de España, entre ellas Viajes El Corte Inglés, Iberia, Air Europa o las hoteleras AC, NH y Meliá. Dupuy también es director general de American Express Global Business Travel para España e Italia, empresa que también forma parte de esta organización.

¿Está siendo 2022 un año de recuperación para los viajes de negocios? ¿hay optimismo en la industria?

Sin ninguna duda, 2022 está siendo el año de la recuperación de los viajes. Y las pymes han sido, en buena medida, las grandes impulsoras de esta recuperación, deseosas de recuperar los viajes y seguir haciendo negocios. A las que se han ido uniendo las grandes empresas, a medida que las restricciones han ido levantándose. De hecho, si la tendencia alcista continua como hasta ahora, la recuperación se va a producir más rápido de lo que se preveía inicialmente. No habrá que esperar a 2024 para estar en niveles de 2019, sino que en 2023 ya estaremos en los niveles de viajes de 2019, incluso creciendo.

Los viajes de negocios son sinónimo de progreso económico y social en todo el mundo, y por tanto, esenciales.

La industria se muestra muy optimista ante esta situación de recuperación de los viajes de negocios. Y hay un objetivo que todos los que conformamos este sector compartimos, y es el de mantener a los viajeros en movimiento sin interrupciones, ayudándoles a gestionar cualquier posible disrupción y simplificando las posibles complejidades que encuentren a lo largo del camino.  Los viajes de negocios son sinónimo de progreso económico y social en todo el mundo, y por tanto, esenciales.

Luis Dupuy, director general de Amex GBT para España e Italia y presidente de GEBTA.

¿Cuáles son ahora, tras la pandemia, las prioridades en los viajes de empresa? ¿Han cambiado? ¿Se han incorporado nuevas necesidades?

Podríamos citar bastantes parámetros prioritarios en los programas de viajes de las empresas, a raíz de la situación vivida estos últimos años, sin embargo, citaría los siguientes como los más importantes:

La protección y seguridad de los empleados, que ya se consideraba una parcela importante en los programas de viajes de las compañías, ha ganado un mayor peso. Las empresas han reforzado sus políticas, en líneas generales, en cuanto a la gestión de riesgos de viajes, las políticas de seguridad y el ya afamado “Duty of Care”. Adicionalmente, el flujo de comunicación con los viajeros es una cuestión clave, ahora, en términos de explicar claramente desde las empresas que pasos deben tomar los viajeros para no comprometer su seguridad durante los viajes de negocios, así como qué está haciendo su compañía para ayudar a protegerles a lo largo de este viaje; desde que empieza a planificar su viaje y previo a formalizar su reserva, a durante el viaje en sí, e incluso el regreso, y la vuelta a su hogar.

Otro parámetro que se ha visto impactado es la forma en la que los viajeros han de realizar sus reservas. Siempre las empresas establecían el proceso y el canal a seguir, sin embargo, esto ahora cobra todavía más importancia. Y con esto me refiero a, en el momento en que un empleado sale del proceso de reserva de viaje establecido, se pierde la trazabilidad de este y por tanto su seguridad puede ponerse en riesgo. Por lo que las compañías han reforzado, aún más, este proceso para asegurarse la completa trazabilidad de un viaje de negocios.

La información previa a la realización de cualquier viaje es ahora un parámetro clave en la realización de un viaje de negocios. La información sobre cada destino, los requisitos gubernamentales y protocolos actualizados.

Las agencias que gestionamos viajes corporativos, como la nuestra, necesitamos estar más preparados que nunca ante estas cuestiones, además de dotar a nuestros clientes y viajeros con herramientas tecnológicas donde poder revisar de forma autónoma todo este tipo de documentación, prácticamente en tiempo real.

¿Qué datos recoge el último Barómetro de Viajes de Empresa elaborado por American Express Global Business Travel? ¿Qué exige el viajero de negocios actualmente?  ¿Cuáles son sus preocupaciones?

En un entorno donde aún prevalece cierta incertidumbre, cuidar la confianza del viajero es básico. La naturaleza volátil de los viajes causada por la pandemia perdurará algún tiempo, aún cuando el virus cambie de pandémico a endémico.  A nadie le gusta la incertidumbre, y menos a los viajeros de negocios. Los viajeros sólo están contentos y son productivos si tienen una experiencia positiva.  Para que eso ocurra, necesitan sentirse cuidados a lo largo de su viaje. Necesitan saber que, en un mundo donde la normativa para viajar podría cambiar de un día para otro, alguien está allí para apoyarles. La tecnología y la comunicación juegan un papel decisivo en lograr esto a escala. Notificaciones en apps móviles, mensajes en la herramienta de reservas online, plataformas sociales de la empresa, web chat, WhatsApp, emails, SMS…

No obstante, las comunicaciones realmente efectivas son las bidireccionales, por lo que es necesario empoderar a los viajeros a hacer preguntas, buscar ayuda y recibir consejos – y a dar opinión sobre sus experiencias.

Igual que las empresas han tenido que reevaluar sus estrategias, protegerse de cara al futuro y mitigar los riesgos, ante esta última época vivida, los empleados han recalibrado sus prioridades y han ajustado sus vidas.  El enfoque renovado sobre el crecimiento personal, la calidad de vida y las relaciones interpersonales han puesto en el punto de mira las condiciones, modelos y experiencias de viaje.

En general ¿cuida más el sector al viajero de negocios que al vacacional? ¿son clientes más apreciados por los hoteles y las aerolíneas, que ahora se echan de menos?

Los viajeros de negocios siempre han sido esenciales para el sector, muy apreciados por los hoteles, pero también por las líneas aéreas, así como rent a cars y toda la cadena de valor que conforma los viajes corporativos en todo el mundo. Además, cuando hablamos de estos apreciados clientes para el sector, es necesario incluir toda la industria de los eventos para empresas, que forman una parte completamente esencial dentro del turismo de negocios para toda la cadena de valor también.

¿Qué puntos importantes tiene España para ser un destino de viajes de negocios?

Considero que nuestro país tiene un enorme atractivo para la celebración de grandes congresos y ferias corporativas, y en general, para la realización de reuniones de trabajo, de cualquier tamaño. Por muchos motivos, dentro de los que destacaría, la gran oferta de calidad en grandes ciudades españolas para la realización de estas reuniones y convenciones. Lo anterior, unido a nuestra cultura, gastronomía y climatología es un excelente reclamo para que España se posicione como un destino preferente.    

+ posts

Deja un comentario!