Guillermo Turner: «iryo es un Ferrari ferroviario que apuesta por la calidad»

Entrevista a Guillermo Turner, director de ventas de iryo.

  • La primera compañía privada española de Alta Velocidad celebra su 1º Aniversario en Barcelona con una ‘Red Night’

Las ‘flecha rojas’ de iryo cumplen un año ‘volando’ sobre raíles de nuestra geografía; con una veintena de trenes ETR 1000, el más rápido, moderno y sostenible de Europa. Unos ‘fórmula 1’ ferroviarios que alcanzan hasta 360 km/hora de forma muy eficiente, silenciosos, con capacidad para 460 pasajeros… y que cruzan nuestra geografía de noreste a sur –de Catalunya a Andalucía– pasando por 12 ciudades, entre ellas Madrid, el eje central de sus 6 rutas. En su primer año, iryo ha recorrido 9 millones de kilómetros superando los 5 millones de pasajeros, con una cuota de mercado del 25%.

Al famoso AVE de Renfe le surgió hace un año un duro y veloz competidor: iryo. La primera compañía privada española de Alta Velocidad fue presentada a nivel comercial en 2021 y empezó a operar el 25 de noviembre de 2022. Un proyecto español con vocación internacional, ADN Digital y señas de identidad muy bien definidas: relación sencilla y personalizada con el cliente, modernidad, innovación, dinamismo, flexibilidad y fiabilidad. Una propuesta creativa y muy cercana al cliente.

La ‘flota’ de iryo está compuesta por una veintena de trenes modelo ETR 1000, conocido comercialmente en Italia como ‘Frecciarossa’ (Flecha Roja) y fabricado por la alianza entre Hitachi Rail y Bombardier. El tren de Alta Velocidad más rápido y silencioso de Europa, que llega a alcanzar los 360 km/hora, con el máximo nivel de confort y una marcada apuesta por la sostenibilidad como lo prueba que está fabricado con un 95% de materiales reciclables y solo utiliza energías renovables para su operatividad.

iryo nació con vocación digital, apostando por la hiperconectividad (5G) y buscando nuevas formas de crear, captar y generar valor. Y, sobre todo, pensando en que lo primero son las personas –los clientes/pasajeros– a quienes se proporciona las mejores condiciones de higiene y seguridad, además de una forma de viajar más personalizada.

Las ‘flechas rojas’ de iryo tienen una longitud de 200 metros, constan de 8 coches y transportar hasta 460 pasajeros. Sus 6 rutas cruzan España de noreste a sur llegando –de momento– a 12 ciudades. Estas son sus 6 rutas y las respectivas frecuencias:

Barcelona/Madrid/Barcelona: 32 frecuencias al día – 16 por trayecto

Barcelona/Sevilla/Barcelona: 4 frecuencias al día – 2 por trayecto

Madrid/Sevilla/Madrid: 12 frecuencias al día – 6 por trayecto

Madrid/Málaga/Madrid: 10 frecuencias al día – 5 por trayecto

Madrid/Valencia/Madrid: 16 frecuencias al día – 8 por trayecto

Madrid/Alicante/Madrid: 4 frecuencias al día – 2 por trayecto

Celebración «monumental» y … entrevista exclusiva

La celebración del primer aniversario de iryo tuvo lugar el pasado 18 de enero, con una ‘Red Night’ en uno de los hoteles más emblemáticos de Barcelona: Casa Fuster, un 5 estrellas GL Monumento que destila lujo y glamour modernista. Y entre los asistentes –agencias de viajes corporativas y grandes empresas con las que iryo tiene acuerdos, como CaixaBank, Laboratorios Ferrer, Laboratorios Zambon, …– estuvo presente Gaceta del Turismo, que tuvo el privilegio de entrevistar al director de ventas de iryo, Guillermo Turner.

¿Qué balance puedes hacernos de este primer año de funcionamiento de iryo?

Ha sido un año muy emocionante, de logros, de crecimiento, de trabajo durísimo… pero que está dando sus resultados. En este primer año hemos transportado a más de 5 millones de viajeros, con una carga media del 70% en los trenes y un nivel de satisfacción superior a 7 puntos sobre 10. Y con una cuota de mercado del Alta Velocidad del 25%. Para nosotros es mucho más de lo que esperábamos; ha sobrepasado todas nuestras expectativas.

Según tu opinión ¿cómo ha acogido el pasajero español la liberación del TTE (transporte ferroviario) por ferrocarril?

Sin duda, estamos en una época de oro. Se está viendo que la liberalización del ferrocarril coincide con la concienciación por la sostenibilidad y está acompañando a una demanda altísima del transporte por Alta Velocidad frente a otros medios más tradicionales. Esta liberación ha democratizado más los servicios generando una mayor oferta de plazas, menores precios y más diversidad de opciones. En nuestro caso, apostamos por la calidad, con una demanda altísima; primero con el vacacional y ahora en el corporativo. Nos están conociendo y lo bueno es que repiten; algo que, para nosotros, supone una enorme satisfacción. Además, tenemos un mercado que acompaña ya que España está liderando la Alta Velocidad a nivel mundial. En infraestructuras es el segundo país con más vías de Alta Velocidad después de China. Es un mercado que tiene tres competidores y eso está dando muy buenos resultados, principalmente para los viajeros.

¿Qué destinos operan en la actualidad las ‘flechas rojas’?

Tenemos ahora diez destinos: Madrid, Zaragoza, Barcelona, Valencia, Cuenca, Córdoba, Málaga, Sevilla. Luego tenemos Alicante los fines de semana. Y en verano añadimos Antequera Albacete y Camp de Tarragona. Por eso en la época estival tenemos hasta 12 destinos. Además, en diciembre pasado hemos estrenado dos frecuencias directas en cada sentido que unen, sin parada, Barcelona con Sevilla.

¿Cuáles son los nuevos destinos previstos?

En este momento no tenemos previsto nuevos destinos sino afianzar  los que ya tenemos, que es mucho. Estamos hablando de unir 13 ciudades con apenas un año y dos meses de operatividad. Por esto nuestro foco, ahora, es afianzar la operativa, la marca y generar la fidelización del cliente.

¿Tenéis idea de ampliar destinos hacia la zona oeste, hacia Galicia?

Como te digo, ahora estamos en una primera fase que es establecernos en la infraestructura existente que dispone España en la Alta Velocidad. Llevamos casi todas las rutas. Solo nos quedan un par pero para ello nos faltan trenes, que hemos de comprar para operar. Pero tenemos planes para poder llegar a diferentes puntos de España y también a una fase internacional. Esta planificado pero a más largo plazo. Cuando haya más detalles ya lo iremos contando.

¿Estáis satisfechos con los objetivos logrados hasta ahora?

Totalmente. Hemos llegado a los objetivos económicos y también a otros como el nivel de satisfacción, que ha sido muy alto. Naturalmente siempre hay cosas que se pueden mejorar, pero que no dependen de nosotros sino de las infraestructuras, que se están adaptando a las vías, a las estaciones… España está trabajando en ello y seguro que en los próximos años se va a elevar ese nivel de satisfacción.

¿Qué valoración puede hacernos de la acogida de iryo por parte de las agencias de viajes?

Me ha emocionado mucho porque, en verdad, nos dado una bienvenida enorme. Creo que era algo que todas querían, todas esperaban; desde la más chica a la más grande. Había empresas muy grandes que venían de una situación casi de monopolio y eso tiene su parte negativa, como todos sabemos. Cuando se tiene todo el poder se deja de atender como se merece al público, a las agencias. Ahora estamos en un mercado liberalizado y eso obliga a la competencia y a nosotros a hacerlo mejor; algo que las agencias agradecen. Por eso nos han recibido con los brazos abiertos.

¿Qué valores os diferencian del resto de compañías ferroviarias?

Sobre todo la calidad, si no seríamos un producto ‘commodity’ y competiríamos con la ‘low cost’, que no es nuestro caso. Quizá se habla de iryo como ‘low cost’ porque hemos sido ‘agresivos’ en precios en este primer año pero nuestra apuesta real es la calidad. Quienes nos ha probado lo podrán confirmar; y a quienes aún no lo hayan hecho, les invito a que nos prueben y lo van a notar. No solo en la gastronomía, que es muy buena desde que comenzamos y la estamos renovando cada temporada. También a nivel de digitalización. Estamos trabajando en muchas iniciativas digitales en los procesos de venta, postventa, viajeros, agencias… Otro tema no tan visible que trajo IRYO está en nuestro logo: una cosa roja que nadie sabe qué es. Se trata de un pañuelo… y alude a la flexibilidad. Eso lo trajimos nosotros al mercado y la competencia nos lo ha copiado, lo normal en un mercado de competencia. Pero IRYO tiene la particularidad de que cualquier tarifa que compres la puedes cambiar. Y, cómo no, la experiencia de subir a un ‘flecha 1000’ que huele a nuevo, con una atención personalizada que el cliente nota.

Hablando de gastronomía ¿qué nos puedes contar sobre la oferta de iryo en este apartado, también importante para el pasajero?

En el proceso de compra puedes elegir una opción ‘bistró’, que va en el primer coche; o un servicio de mesa en el segundo, con comidas de calidad. No ofrecemos nada estrafalario sino opciones de calidad. Por ejemplo, tienes un ‘Menú de tierra’, con platos como carrilleras calientes; un ‘Menú de mar’… Y hemos preparado nuevos platos, que vamos a presentar en FITUR. Pero, aparte de esto, quien no viaje con la comida incluida tiene otras opciones. Pasamos un trolley sirviendo café expreso de máquina, ya que no utilizamos nada soluble, y de una marca tan reconocida como Illy. También en el proceso de compra tienes la opción de reservar una comida y que la lleven a tu asiento, al estilo Glovo, por ejemplo. Asimismo, ofrecemos un servicio de cafetería en el coche 3, con una buena y variada selección de tapas, como si estuvieras en un bar. Puedes pedir tu cono de patatas fritas, tu cerveza, tu ensaladilla rusa, tu matrimonio [tosta con anchoa y boquerón], exquisitos bocadillos.… En fin, cosas que hasta ahora no se veían en un tren. Pero no es solo tener esa variedad sino calidad; esta es nuestra gran apuesta.

Deja un comentario!