Los mejores destinos para esquiar en España

Llega el invierno y la idea de iniciarse en el mundo del esquí ronda la cabeza de muchos. Aprender el arte de deslizarse por las montañas y hacer virajes es mucho más fácil de lo que parece. Solo hay que seguir una serie de consejos prácticos, a fin de que la primera experiencia sea tan fascinante que quieras repetir una y otra vez. Para ayudar a quienes están a punto de ponerse las botas y coger los bastones, la agencia de viajes online Rumbo.es ha elaborado una lista de recomendaciones para ser un principiante de lujo. La primera de ellas: elegir el lugar adecuado para iniciarse en este mundillo. Esto es clave. La suerte es que España alberga estaciones de esquí que son la envidia del mundo y que cuentan con espacios e instructores para quienes se atreven ¡por fin! a hacer snowing.

Huesca: un paraíso aún por descubrir

Si eres de los que todavía se pregunta: “¿Dónde esquiar en España?”, Huesca es sin duda lo que estás buscando. El Pirineo Aragonés es uno de los secretos mejor guardados y en Huesca es donde se pueden encontrar espacios insólitos. Su fama se ha ido extendiendo a tal punto que lugares como Formigal y Canfranc han visto duplicar sus reservas de alojamiento en esta temporada de esquí, de acuerdo a las cifras de Rumbo.es. Por su parte, la estación de Cerler tiene unas vistas que quitan el hipo y eso tiene una explicación: sus pistas (más de 60) son las más altas del pirineo, esto le convierte en uno de los lugares favoritos para esquiar en España. Los espacios están adaptados a todos los niveles y cuenta con profesionales que organizan excursiones para practicar deportes de nieve en las mejores zonas. Incluso, se organizan fiestas en los días de mayor afluencia. Esto ha hecho que las ventas en sus alojamientos de alrededor hayan tenido un despunte importante, en comparación con el año anterior, situándole entre los enclaves más demandado, según datos de Rumbo.es. Recomendación: la seguridad es vital, por eso es importante cerciorarse de que se cuenta con todos los implementos para hacer un recorrido seguro (cascos, botas resistentes) y se ponen en práctica medidas como mantener una distancia prudencial del resto de los esquiadores.

Sierra Nevada: tocando el techo de España

Un cacho de planeta con más de 20 picos que superan los 3.000 metros de altitud hacen de este lugar el techo de España. Esquiar en Sierra Nevada es uno de los mayores anhelos tanto de principiantes como de expertos. Hay épocas en las que se puede disfrutar de más 100 kilómetros de pistas y, lo mejor de todo, gracias a su posición meridional, es la zona con más horas de sol del país. En sus alrededores hay albergues, hostales y hoteles, muy cerca de zonas de ocio familiar y escuelas de esquí, que están situados en encantadores pueblos de montaña, como Albolote y Peligros, que esta temporada han visto incrementar sus reservas en torno al 20 %, según datos Rumbo.es. Otros destinos de nieve que son tendencia y que no defraudan a los esquiadores son Monachil y Cenes de la Vega. Recomendación: las primeras veces lo mejor es hacerlo en compañía, aunque hayamos finalizado ya la formación. Los compañeros, además de ser ayuda en posibles momentos difíciles, pueden hacer la experiencia más amena.

El placer de esquiar en Madrid

A tan pocos kilómetros de la capital española, muy cerca de Cibeles y el Bernabéu, hay un entorno natural idílico de bosques rodeado de nieve que es el paraíso de los más frikis de los deportes de invierno. La gran estrella es el Puerto de Navacerrada, uno de los enclaves favoritos para los amantes de este deporte. Cuenta dos zonas muy amplias, un de ellas ¡sólo para debutantes! Otra opción es Valdesquí, la favorita de los madrileños por estar aún más cerca de la ciudad y tener zonas para disfrutar con la familia. Recomendación: vayas a donde vayas, es esencial contar con el vestuario y el equipo adecuado para la edad y el nivel. Todo eso lo puedes alquilar en las estaciones junto con el pago del forfait, al igual que el apoyo de los instructores a los que hay que escuchar atentamente antes de lanzarse por la montaña. Lo que ellos digan va a misa.

Andorra: el lugar soñado de los esquiadores

No es España, pero es uno de los sitios que todo español asocia siempre con los deportes de nieve. Esquiar en Andorra es como alcanzar la cumbre de esta disciplina. Son más de 300 kilómetros de pistas repartidas por este minúsculo principado que se pueden recorrer sobre esquís, en motos de nieve, con snowtrike, raquetas… Una de las prácticas más demandadas es el esquí de travesía por los senderos y recovecos nevados de Grandvalira la estación de esquí más grande del sur de Europa. Cuenta con 138 pistas para todos los niveles: desde junior hasta los más experimentados. Andorra es un enclave que no para de crecer en reservas de alojamiento. Cada año más gente busca disfrutar de vacaciones en la nieve en pueblos como El Tarter, Pas de la Casa y Soldeu, que este año han despegado en ventas y se perfilan como lugares de moda de la temporada. Recomendación: relajarse y disfrutar es clave para que todo salga bien. Esforzarse mucho el primer día provoca que el cuerpo se agote más de la cuenta y hace más complicada las siguientes sesiones.

Etiquetas

Deja un comentario!