Mala Vida Edición Limitada ¿una nueva irreverencia de Toni Arráez?

  • Arráez presenta Mala Vida Edición Limitada: con DO Valencia, representa el origen sin dejar de lado su parte canalla.

Hay personas que han nacido para dejar huella. Toni Arráez es una de ellas. Si hace doce años ponía el mundo del vino patas arriba con su Mala vida tinto, ahora vuelve a sorprender con este “hijo” predilecto que no deja indiferente a nadie.

Mala Vida Edición Limitada, con Denominación de Origen Valencia, es la evolución de lo que empezó como una broma en 2010. Un proyecto que arrancó en una pequeña tienda de la calle Turia y que Toni recuerda como algo realmente difícil  de inicio, pero que más tarde ha marcado la trayectoria y el desarrollo de toda la bodega. Hoy, 11 veces más grande que entonces.

“Por aquel entonces no habían etiquetas así, queríamos que la gente que no entendiera de vinos, lo entendiera, y que la gente que entendía, lo desarrollara.  Nos costó mucho, pero al final tenemos las dos partes, de hecho, Mala Vida es el vino más premiado de toda la bodega”.

¿La clave de su éxito? No perder nunca de vista sus valores: la irreverencia, para quitar seriedad al mundo del vino, y sus orígenes, para darle personalidad y autenticidad.

Si el primer mala vida representaba la irreverencia, esa parte divertida del vino que se echaba un poco de menos, este mala vida edición limitada representa el origen.

Elaborado con dos variedades de uva autóctona – la monastrell y la garnacha tintorera –sigue siendo un vino divertido, frutal, pero con ligeros toques tostados procedentes de ese paso por madera de roble francés que le dan algo más de complejidad.

Es un vino que expresa el carácter e identidad de la zona en la que nace: El Capurutxo, la montaña más alta de Fontanars del Alforins, la que vertebra el paisaje. 

 No sabemos muy bien  si las 9979 botellas que han salido al mercado serán suficientes. Mientras tanto, nos sumamos al brindis de Toni: “Por el vino y por la vida”.

Deja un comentario!