Carta abierta al presidente del Gobierno de Juan Antonio Casas: ¿Nos van a dejar atrás?

Juan Antonio Casas es presidente de la Asociación Española de DMC (SpainDMCs). La Asociación Española de Destination Management Companies (SpainDMCs) es la asociación de agencias de viajes españolas especializadas en servicios receptivos en España para el segmento de Meetings, Incentives, Conventions and Events (MICE). Actualmente están asociadas 33 empresas que, en su conjunto, cuentan con más de 60 oficinas en toda España. Es la única asociación de este tipo que existe en España y forma parte de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) y del FORO MICE, de la que es socio fundador.

Sr. Presidente del Gobierno de España, estimado Sr. Sánchez:

¿Hasta que punto el Gobierno español ha tenido en cuenta las características del negocio de las agencias de viajes españolas especializadas en la exportación de servicios turísticos en destinos españoles, para empresas internacionales? ¿Han tenido en cuenta su forma de comercializar estos servicios, sus tiempos, la inversión y los periodos para el retorno de este tipo tan singular de negocio turístico, tan diferente al resto de negocios de las agencias de viajes, tanto minoristas como mayoristas del turismo emisor? Estas empresas son lo que en la industria internacional de reuniones y eventos se conoce como Destination Management Companies o DMC, y no parece que en algún momento se haya pensado en ellas para establecer un plan de rescate para que, según dice su vicepresidente, Sr. Iglesias, no nos dejen atrás.

Solamente la asociación SpainDMCs la componen 33 empresas españolas con más de 60 oficinas en todo el territorio español. La actividad de estas empresas y de otras que no pertenecen a esta asociación, consiste en promover la exportación de los servicios receptivos para el Turismo de Negocios de las empresas que, desde cualquier país del mundo, quieren realizar sus reuniones y eventos corporativos fuera de sus países y que, nosotros, hacemos lo imposible para que los hagan en España.

Todos los eventos previstos y confirmados para los meses de marzo, abril, mayo, junio, julio y agosto de 2020 fueron cancelados o pospuestos a partir de septiembre. Los hoteles y otros de proveedores han flexibilizado sus políticas habituales de cancelaciones para, en base a la consideración de fuerza mayor, recuperar esos eventos a partir del verano, pero limitando, en muchos casos, el tiempo de validez de esas reservas hasta Diciembre 2020.

En la mayoría de esos casos, consideramos que el riesgo de que los eventos que no han sido cancelados, no lleguen finalmente a materializarse, es muy alto, no solo debido a la situación por la que atraviesa España, sino también otros países que tienen y tendrán cerradas sus fronteras y limitadas las conexiones de vuelos con el resto de países que tienen problemas sanitarios debidos al COVID-19,

Pero siendo esto grave, además hay que tener en cuenta que la demanda de nuevos eventos se ha detenido totalmente y difícilmente se producirán este año, y hasta que el riesgo del COVID 19 desaparezca, será difícil que nuestros clientes habituales y potenciales se decidan a viajar hacia nuestro país y seguramente a ningún otro.

Salvo excepciones, la media de tiempo que transcurre desde que se recibe la petición de un evento en nuestras empresas, hasta que se realiza el evento, está entre 6 y 12 meses, por lo tanto será muy difícil que esas nuevas convenciones internacionales, conferencias internacionales, incentivos, congresos internacionales y eventos internacionales en general, lleguen a nuestro país antes del segundo trimestre de 2021.

Todos intuyen las grandes dificultades económicas por las que pasan y pasarán todas las empresas dedicadas al turismo en nuestro país, pero los perjuicios que están sufriendo y que sufrirán no serán comparables con las que sufrirán las agencias especializadas-DMCs porque, cuando el resto de empresas reanuden sus actividades y abran sus ventas, comenzarán a recibir negocios, aunque ciertamente tardarán en recuperar lo mucho que habrán perdido. Sin embargo otros, como los DMC, tardarán como mínimo un año para comenzar a facturar los eventos internacionales que sus clientes organizarán en España. Y mientras tanto, los que puedan, tendrán que seguir soportando los gastos generales, o si no, cerrar sus puertas.

¿El Gobierno español va a permitir que quiebren estas empresas?

Estas empresas son las que llevan a cabo la promoción de los destinos españoles en las empresas internacionales que realizan sus eventos corporativos fuera de sus países. ¿Van, el Gobierno español y los destinos españoles, a perder esa valiosa promoción una vez pase esta pandemia? ¿Nos resignaremos a no poder competir con otros países si quiebran nuestros DMC?

La publicidad internacional del turismo español la lleva a cabo Turespaña, dando prioridad con sus presupuestos (si los tienen) al mega turismo de sol y playa. ¿Seguirá siendo el turismo receptivo de reuniones y eventos el hermano pobre a pesar de ser el que porcentualmente es el más rentable para España? Pero, en cualquier caso, la promoción internacional de los destinos y quien se enfrenta a los organizadores de los eventos para convencerles que los hagan en España, eso lo hacen los DMC. Y si no hay DMC con experiencia y con profesionalidad y conocimiento del mercado y sus necesidades ¿quién lo va a hacer?

¿Seguirá el Estado invitando a utilizar fondos ICO para hipotecar para los próximos años a estas pymes que no van a poder recuperar su actividad dentro de 2020? ¿No existen o podrían crearse unos fondos (bien sean europeos o nacionales) de rescate a fondo perdido para estas pymes, para que mantengan su actividad y evitar sus quiebras o insoportable endeudamiento que finalmente les lleve a ella? O, tal vez, no se podrían modificar las condiciones de los ERTEs por causa del COVID-19 de manera que no se penalice a las empresas que quisieron intentar mantener el empleo, pero que antes de transcurridos los 6 meses ven que a pesar de sus intentos no les queda más remedio que despedir para que la empresa sobreviva con una estructura menor?

Cuando finalice el Estado de Alarma, continuarán existiendo múltiples negocios en nuestro país, como hoteles, hostelería en general, cultura y espectáculos, transporte y, en general, todo el sistema de la industria que, aunque sea poco a poco, comenzarán sus ventas y a levantar cabeza, pero, lamentablemente, nuestras agencias especializadas en la venta de los destinos españoles no se encontrarán entre esas empresas.

¿Realmente conoce el Gobierno español nuestra existencia? Es consciente el Gobierno del impacto económico transversal que nuestras DMC (pymes) aportan a otros muchos negocios e industrias de nuestro entorno incluyendo el comercio o la venta de artículos de lujo?

Sr. Sánchez y demás responsables políticos, ¿Nos van dejar atrás? Seguro que otros destinos Internacionales competidores de España se lo agradecerían.

Juan Antonio Casas
Presidente de la Asociación Española de DMC (SpainDMCs)

Deja un comentario!