Entrevista a: Miguel Villarroya, socio inversor y miembro del consejo directivo de Lattitude Hub


«Somos más que una compañía aérea, somos prescriptores del destino»

¿Por qué nace la compañía aérea Lattitude Hub y cuales son sus proyectos de futuro?
Este no es un proyecto que se haya gestado en el contexto actual. Ya veníamos trabajando en esta idea casi seis años. Ahora es el momento porque es cuando más problemas vemos en el sector aéreo para poder afianzar la recuperación turística y porque la capacidad de conectividad de un destino va a ser la clave para estar en el mapa mundial. El dinero que se ha dado a las líneas aéreas deberá ser devuelto, por lo que mucha conectividad se va a perder, ya que las aerolíneas tratarán de salvar su negocio. Esto hará que se encarezca el paquete vacacional.

Además, la pandemia nos ha puesto de manifiesto que llevamos años trabajando con un sistema insostenible en el que desde el empresariado hotelero canario tenemos poco poder sobre nuestro mercado. Dependemos de terceros que determinan la conexiones, las fechas y los precios, y nosotros estamos sometidos a sus intereses, basados solo en la rentabilidad y no tanto en el compromiso con el destino. En ese contexto de crisis de las compañías aéreas y su salvación, Canarias no deja de estar a cinco horas de sus principales mercados emisores y esto va a influir, sin duda, en el coste del paquete vacacional. Venir a Canarias costará más caro porque estamos más lejos.

Por eso nos hemos decidido a poner en marcha Lattitude Hub, que es más que una aerolínea, es una compañía turística que tiene como principal objetivo la integración vertical del negocio turístico, como prescriptores expertos que somos.

Se trata de acercar los hoteles a los turistas y no al revés.

¿La compañía va a ser una línea regular para la temporada de verano o realizara operaciones especiales?
En estos momentos nos encontramos en un proceso de reorganización de la operativa para los próximos meses y así adecuarla a la configuración actual del mercado. No descartamos la realización de ningún tipo de operación. Estamos construyendo la actividad para otoño e invierno, de forma que quede fortalecida y atienda la demanda en el contexto actual desde el análisis de posibles nuevas frecuencias y conexiones. No descartamos la apertura de mercados no explorados y tampoco el desarrollo de algunos de los que ya teníamos previstos.

En un tiempo en que la única certeza es la incertidumbre, el tener la capacidad de adaptarse a cada circunstancia es lo que aporta a la compañía una ventaja competitiva y eso es lo que estamos haciendo en este momento.

¿ Creen Vdes que han elegido el momento adecuado para iniciar una operación tan costosa e importante?
La pandemia ha eliminado dos de los componentes fundamentales de la ecuación turística: movilidad y relaciones humanas, y no hemos podido hacer nada. Nuestra conectividad ha quedado a cero y las aerolíneas están en una situación muy delicada que hará que el mercado se recupere poco a poco, lo que generará vacíos.

Pero nosotros no vamos a irrumpir en competencia directa con las empresas aéreas. Nuestra hoja de ruta es mucho más ambiciosa que quedarnos solo en una aerolínea. Nuestro proyecto es otro. La aerolínea es una herramienta para crear un destino más autónomo y menos dependiente de terceros, queremos buscar clientes para nuestros hoteles. Nos hemos unido un grupo de empresarios con 22.000 camas de Tenerife y La Palma, y con la compañía generaremos alternativas que nos permitan traer a nuestros turistas directamente.

Ya con la quiebra de Thomas Cook cobramos conciencia de que sin controlar la conectividad, la cadena de valor del destino está vencida. Hubo unas semanas que, aunque hubiésemos regalado las habitaciones, no las hubiéramos podido ocupar. Desde el sector hemos sido capaces de invertir millones en renovaciones y hoteles nuevos, y no habíamos invertido en aquello que permite la movilidad del viajero.

¿Han recibido algún tipo de ayuda por parte del gobierno nacional en este momento que se están estudiando ayudas para otras compañías aéreas por denominarlas “estratégicas para la economía española?

Rotundamente no. Esta es una iniciativa empresarial privada de empresarios de la Isla que hemos sido capaces de pensar por encima de nuestras propias empresas para poner en marcha un proyecto común. Este es otro de los valores de Lattitude Hub y de su diferencia. Nos parece muy importante el paso dado, que por fin las empresas nos hayamos dejado de mirar la barriga y hayamos decidido crear un proyecto conjunto compartiendo un propósito y desde el convencimiento de que si no hay destino, no hay economía, y si no hay economía tampoco hay sociedad.

¿Cuales son los primeros destinos por los que apostara la compañía?
Es claro que si queremos hacer realidad ese proyecto, es importante que abordemos nuestros mercados tradicionales, pero también en nuestros planes futuros está crecer conectando destinos. Lo importante, en este sentido, es ir escogiendo las rutas con mayor demanda o mayores posibilidades de demanda, de forma que el turismo vuelva a las Islas. Tenemos una oferta de calidad, diferenciada, con una importante trayectoria y una excelente reputación, por tanto, no puede ser que, por no tener ascendencia en la conectividad, el destino no tenga recorrido. Seguiremos apostando por el mercado peninsular, que representa 40 millones de personas y ha sido siempre una asignatura pendiente debido, principalmente, a la conectividad.

¿Quién está al frente de esta importante iniciativa empresarial?

Lattitude Hub la conformamos 14 empresarios hoteleros de Tenerife junto al operador One Airways. El objetivo es, a través de Lattitude Hub, romper el concepto estático de hotel para avanzar hacia una oferta diferenciada que atraiga a cada una de las personas que desea viajar y disfrutar del destino. Ofreceremos una experiencia única desde que el pasajero llega al aeropuerto hasta que regresa de sus vacaciones. Somos expertos prescriptores del destino y, por lo tanto, capaces de adecuar el viaje a los gustos y deseos de cada persona. Además, hemos decidido primar el confort en el vuelo, con mayor distancia entre asientos y una serie de elementos de atención a bordo y en destino que harán que el viaje se convierta en un elemento más del disfrute y el descanso.


En momentos como los que vivimos ¿ustedes son conscientes de que son protagonistas a la hora de aportar sostenibilidad al medio ambiente, así como seguridad sanitaria al pasajero?
Somos plenamente conscientes del momento en el que nos encontramos, entre otras cuestiones, porque hemos priorizado esas cuestiones en nuestros establecimientos hoteleros. Ya hemos demostrado cómo reconvertirse con importantes reformas en nuestros hoteles para que el cliente se sienta seguro y bajo un compromiso firme con la conservación medioambiental.

Trasladamos esa experiencia también a los vuelos, con exigentes medidas de seguridad que cumplen todas las normativas, una gestión eficiente del consumo de combustible, y el uso de materiales compostables de origen orgánico vegetal en todo el servicio a bordo.

En el ámbito de la comercialización de sus productos ¿qué lugar ocupa para ustedes la figura de el agente de viajes?
Mire, somos hoteleros, llevamos toda la vida en este negocio y para nosotros el agente de viajes es un gran aliado y colaborador. Las agencias tienen un papel fundamental para la distribución de nuestra oferta. Se trata, sin duda, de empresas clave en el desarrollo de nuestro proyecto, porque un importante volumen de clientes sigue confiando en ellas para la adquisición de sus billetes y paquetes vacacionales por ese trato directo y buen servicio que ofrecen, de modo que las agencias serán nuestras aliadas.

Deja un comentario!