Colomer: “Nuestro reto es no conformarnos y estar siempre con las ‘luces largas’ puestas»

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, anunció recientemente la aprobación de un Plan Estratégico del Turismo de la Comunitat Valenciana 2020-2025 para antes del verano. La misma semana tenía lugar esta entrevista con Francesc Colomer, en la que intentamos conocer algo más sobre las líneas estratégicas y programas que se irán desarrollando, como es el caso de la implantación de la inteligencia artificial en la estrategia turística autonómica y local o el impulso de un turismo sostenible y responsable, pero también de la estrategia de marketing online de la Comunitat Valenciana, que se ha convertido ya en un referente a nivel nacional.

 

¿Nos podría hacer un balance de la presencia en ferias que ha tenido la Comunitat Valenciana a lo largo del año? ¿Cuáles resultan más interesantes en su opinión?

La Comunitat Valenciana ha asistido a 44 ferias presenciales a lo largo del año, 24 de ellas internacionales en 13 países.

Fitur es una de las de más renombre, tiene fama de ser el pórtico y el comienzo del año, la puesta de largo de empresas y destinos; pero cuando llegamos a Fitur ya veníamos de cuatro ferias internacionales en las que habíamos participado recientemente, también habíamos participado en Madrid Fusion presentando nuestra oferta gastronómica y seguiremos cumpliendo con nuestro plan operativo de marketing de todo el año.

¿Qué objetivos tiene la participación en ferias de la Comunitat?

Asistimos a ferias generalistas, como Fitur, pero cada vez más a ferias especializadas, en productos, en mercados o en segmentos determinados, como las de MICE o las de conectividad aérea. El turismo MICE, por ejemplo, contribuye al incremento del gasto medio por turista, ya que el gasto realizado por este tipo de turista es superior y, además, abre las puertas de la Comunitat a la llegada de potenciales futuros turistas, puesto que los turistas que visitan la Comunitat con motivo de un congreso, negocio o por un viaje de incentivo, es un potencial turista vacacional porque puede volver en otra ocasión de vacaciones a la Comunitat Valenciana.

Además, con Turespaña realizamos de su mano 250 acciones de diversa naturaleza, puede ser asistencia a ferias donde ellos prestan la operativa o viajes de familiarización, promociones recíprocas, inversas, viajes de blogueros, influencers, etc. Estas 250 acciones nos hacen tener impacto en 30 países. Nuestro reto es no conformarnos y estar siempre con las “luces largas” puestas, planificar y trabajar para el sector, para que esté bien posicionado y sea competitivo.

Es el momento de compartir y colaborar. La gobernanza colaborativa va a ser fundamental en este tiempo.

¿Qué destacaría de la participación de la Comunitat en Fitur?

En Fitur hemos presentado algo muy importante, y es la consolidación del giro que iniciamos hace un tiempo hacia la promoción del producto y de las empresas. Destacaría, por supuesto, la presencia de 280 empresas de la Comunitat en Fitur, para mí esa es la mejor cifra de la feria.

¿Cuáles son los objetivos de la estrategia online de Turisme Comunitat Valenciana, que se ha convertido ya en un referente a nivel nacional?

Esta Comunitat tiene su propia estrategia online a nivel internacional. Y es lo que creo que tenemos que seguir haciendo; trabajar con una visión de omnicanalidad y multiproducto. Trabajar mucho la inteligencia de los mercados hacia el nuevo márketing digital, que cada vez personalizará más la propuesta y esa es la tensión permanente en la que no podemos dejar de trabajar.

¿Cómo puede aprovechar un destino los beneficios de la inteligencia turística? ¿Son medibles?

La inteligencia turística es un cambio de paradigma. Entre otras cosas nos permite dejar de especular sobre resultados y medirlos. Esto es economía del conocimiento, ni es un sector depredador, ni es especulación.

El turismo está integrado en este paradigma del conocimiento, de la investigación, de la innovación. La inteligencia turística es la gestión tecnológica de los datos, de la información, y sus herramientas nos permiten gestionar muchos datos para procesarlos y obtener información  que transformaremos en conocimiento estratégico para tomar buenas decisiones que cambien, por una parte, el producto, (por eso nos interesa mucho saber la satisfacción del cliente, las tendencias, para ir modelando la propuesta y la oferta) y por otra, obviamente, la gestión de la demanda, el conocimiento del segmento de la demanda que te permitirá obtener mayor rentabilidad, diversificar más y tener más puntería.

colomer 02

Es el momento de compartir, la colaboración, la gobernanza colaborativa va a ser fundamental en este tiempo. Este concepto es muy importante, porque esto acaba siendo una cuestión de gobernanza, y me explico, a un algoritmo predictivo, a una herramienta tecnológica le sucederá otra más moderna, más ágil, más rápida, más barata. En esta revolución digital en la que estamos, el cálculo computacional acelerará mucho la capacidad de tomar decisiones y de conectar los datos y la información a un ritmo al que no habíamos imaginado en la historia y entonces esto ya no es un tema de robotización, sino de gobernanza. La inteligencia artificial es un tema de la actitud, para qué quieres los datos.

¿Y esto no corre el riesgo de deshumanizar el proceso y la gobernanza misma?

No debería. Hasta tal punto nos preocupa eso que pondremos correctivos y cortafuegos éticos en el sesgo de la tecnología. La tecnología no puede no ser neutral, ni no ser inocente, en la invasión del honor, de la intimidad, en muchos aspectos. Por eso, vamos a incorporar herramientas tecnológicas en clave ética que impidan cruzar determinadas fronteras.

Lo que queremos con la gestión de esos datos es que la experiencia del turista que nos visita sea más gratificante. Esto no nos llevaría a ninguna parte si al final la experiencia del visitante, que va con su smartphone, no redundara en la mejora de la sostenibilidad, de la accesibilidad del entorno y de la seguridad.

Salvar la sostenibilidad del litoral requerirá repensar muchas cosas, entre otras, los presupuestos de Costas. No podemos estar aportando arena a las playas eternamente.

Evidentemente, la tecnología es cara y cuesta dinero ¿qué cantidad invierte Turisme CV para que el sector se convierta en “inteligente”?

Tenemos la estrategia, la hoja de ruta de lo que hay que hacer. Es evidente que esto requerirá de la concertación público-privada y de la aportación de los municipios, pero no solo de dinero, de mucha colaboración entre todos.

Por otra parte, Invattur tiene recursos para darle un empujón muy significativo a este proceso y también trabajamos en coordinación con la Agencia Valenciana de la Innovación y la Conselleria de Innovación en programas de inteligencia artificial.

De cara a la Semana Santa ¿cómo se están recuperando nuestros litorales de los destrozos ocasionas por el temporal Gloria? ¿Cómo se va a acometer esta recuperación de las playas?

Lo que hay que hacer, sin duda, es recuperar la fisonomía original de las playas como algo irrenunciable y en ese debate la Dirección General de Costas se tiene que implicar y tiene que establecer una estrategia de defensa estructural del litoral.

Las decisiones que tomen los sistemas portuarios, las administraciones implicadas, tienen que reorientarse para consolidar las playas. Las playas no pueden ser víctimas. Es verdad que estamos en un momento de emergencia climática, de cambios en nuestra relación con la naturaleza, eso es cierto, pero las respuestas que demos como sociedad no pueden permitir retroceder en la custodia de las playas.

En este sentido, creo que la Dirección General de Costas en esta Comunitat debe planificar con urgencia las inversiones, no solo de parcheo (aportación de arena, etc.) porque a lo mejor los temporales son recurrentes y eso sería insostenible. Siempre ha habido tormentas, pero el nivel de intensidad, de dramatismo, de dureza actual obedece a un cambio y en eso creo que los científicos son bastante claros.

Salvar la sostenibilidad del litoral requerirá repensar muchas cosas, pero entre otras, los presupuestos de Costas. No podemos estar aportando arena eternamente.

El ciudadano británico seguirá viajando (tras el Brexit) porque para él viajar no es un lujo, es una necesidad, un derecho adquirido, y queremos seguir siendo su referencia.

¿Cómo afectará el Brexit al turismo de la Comunitat Valenciana?

Hemos hecho un esfuerzo entre todos de readaptación para afrontar la defensa del principal mercado emisor con otras acciones, como seguir abriendo mercados en otras zonas. El futuro pasará por nuestra capacidad de diversificar y de mantener abiertas otras estrategias. Y no solo respecto al Brexit, respecto a cualquier otra circunstancia que pueda sobrevenir, como ahora el coronavirus en Italia, el principal mercado emisor de Valencia capital.

Hay que asumir todo esto con responsabilidad, prudencia y con confianza, sin alarmismos.

Volviendo al Brexit, hemos realizado muchas acciones desde que supimos que ganó el “Sí”, hemos reforzado nuestra presencia en el Reino Unido, en la WTM hemos establecido una estrategia diferente a Turespaña. Este año hemos ido con 48 empresas y hemos realizado una acción con la Cámara de Comercio y cien actores, entre ellos, agencias de viajes, prescriptores, hicimos una campaña muy potente en noviembre. Acudimos a ferias especializadas de producto, de buceo, de bird watching, etc. Nos dirigimos al segmento de los “cosmopolitan”, que es ese segmento de población más interesado no tanto en lo vacacional, sino en turismo urbano, gastronómico, musical, experiencias y cultural.

Turismo activo, pero también nos hemos dirigido al turismo de senderismo, cicloturismo, es decir, nos hemos abierto a otros públicos además del tradicional. Por otra parte, hay más conexiones aéreas con Reino Unido que antes.

El ciudadano británico seguirá viajando porque para él viajar no es un lujo, es una necesidad, un derecho adquirido, y queremos seguir siendo su referencia.

Deja un comentario!