Antoni Bernabé (Visit València): «El debate de la tasa turística está superado, al menos en el ámbito del turismo urbano»

Entrevista a Antoni Bernabé, director de la Fundación Visit València.

Preguntado por su opinión sobre la implantación de una tasa turística en la entrevista, Antoni Bernabé afirma que en el ámbito del turismo urbano está implantada en todas las ciudades que compiten con València a nivel europeo. «Para mí es un elemento importante, yo cuando hablo con mis colegas del European City Marketing, todos en sus ciudades tienen tasa, todos reciben ingresos que reinvierten en creación de valor, en promoción, en mejora del entorno y del destino y, por lo tanto, no disponer de esos recursos que, además, los pone el propio turista, es perder competitividad frente a esos otros destinos porque los valencianos cuando viajamos a esas ciudades sí pagamos esa tasa. Creo que es un debate superado, al menos, en el ámbito del turismo urbano», asegura.

¿Qué significa para València ser “Capital Europea del Turismo Inteligente” en 2022?

Que València sea Capital Europea del Turismo Inteligente en 2022 significa varias cosas importantes. En primer lugar, este nombramiento es un reconocimiento que hace la Unión Europea a un modelo de desarrollo turístico por el que apuesta Europa a favor de sus destinos; por lo tanto, es reconocer que el modelo que está aplicando València es el modelo de referencia que quiere la propia Unión Europea de Turismo Inteligente.

Además, este nombramiento representa para València una mayor visibilidad como destino que está haciendo una apuesta importante por la sostenibilidad, por la accesibilidad y, en definitiva, por ese camino que la Unión Europea está promoviendo. Europa quiere que esto se conozca y quiere hacer la mayor difusión posible de los destinos que están apostando claramente por este modelo y; esto nos está dando espacios de participación en todo tipo de foros internacionales, especialmente en el ámbito de la UE, y nacionales.

Y ese plus de visibilidad es muy importante para la ciudad porque no solo nos hace más visibles en el mercado, sino que nos posiciona dónde queremos estar, como referencia de lo que tiene que ser un modelo turístico ejemplar.

También es un acicate para seguir avanzando, y una vez que se ha reconocido el modelo turístico de València queremos seguir comprometidos con él y esto no termina en el año 2022  y queremos que València siga siendo ese modelo de referencia en los próximos años y en las próximas décadas y, por lo tanto, haberlo conseguido nos ayuda a seguir en la misma dirección.

La capitalidad nos hace, además, ser más creíbles y poder optar a planes y proyectos europeos porque somos un destino confiable. Y también nos da una muy buena oportunidad para, en este proceso, involucrar a los residentes y a los turistas en este modelo que estamos promoviendo.

Lo importante es que se beneficie tanto el turista como el residente, que se trate de un beneficio mutuo.

Este modelo precisamente promueve que el turista sea respetuoso con todos los recursos que ofrece la ciudad, con esa manera de vivir que tenemos los valencianos, con ese residente para el que de alguna manera el turista tiene que contribuir a su bienestar, etc. y esto nos sirve para que el turista se involucre en ese modelo turístico respetuoso que estamos construyendo y que el propio residente también participe en la parte de hospitalidad, de saber y de proponer permanentemente cuestiones que favorezcan ese equilibrio y ese bienestar del residente que promueve el modelo turístico de nuestra ciudad.

«Este tipo de propuestas no es nada nuevo», dice Antoni Bernabé a propósito de la implantación de la tasa turística, «pero cuando se habla de ellas en momentos difíciles, como justo a la salida de una crisis sanitaria y al inicio de la recuperación de la actividad tras la pandemia, se convierten en polémicas y, por lo tanto, no se analizan con toda la objetividad que se debiera».

Uno de los pilares en los que se fundamenta este modelo es la sostenibilidad ¿cómo promueve València este tipo de turismo?

La ciudad ha hecho una apuesta por mostrarse cómo es. València es una ciudad saludable, una ciudad que apuesta por la sostenibilidad, la accesibilidad, la movilidad sostenible, por el uso de la bicicleta, etc. Todo esto, en el ámbito del turismo, ha favorecido a esa imagen de la ciudad a favor de la sostenibilidad; pero también es una ciudad que está apostando, claramente, por la lucha contra el cambio climático y lo hemos hecho con la medición de la huella de carbono, hemos sido la primera ciudad que, no solo la ha medido, sino que la ha certificado. Para esto, hemos desarrollado, conjuntamente con Global Omnium, en un acuerdo de colaboración entre las dos fundaciones un modelo de medición y certificación instantánea a través de un sistema digital, con tecnología blockchain, que nos va a permitir a lo largo de esta década alcanzar esa neutralidad en carbono que estamos promoviendo.

También destacaría la estrategia que estamos impulsando para garantizar el bienestar de los residentes en el desarrollo turístico de la ciudad, con medidas que intenten, progresivamente, minimizar el impacto que la actividad turística puede generar en la ciudad.

Y esta apuesta en materia de sostenibilidad es la que nos está dando muy buenos resultados y nos está posicionando dónde queremos estar. El hecho de ofrecer a los organizadores de congresos y eventos la posibilidad de medir la huella de carbono de su evento, … todo esto, al final, está hablando en positivo de València

Y luego todo lo que tiene que ver con el producto de proximidad, porque pone en valor el gran recurso que tienen la ciudad: la huerta y el mar, y de ahí sale toda nuestra tradición gastronómica e, incluso, la gastronomía más innovadora con todo el talento de nuestros chefs y sale de esa base que es el producto de proximidad que tenemos en la ciudad.

Todos esos elementos conforman esa apuesta por la sostenibilidad.

Háblenos también de un factor que ha sido clave para determinar el modelo turístico de València, que ha sido la gobernabilidad ¿cómo se ha articulado?

Efectivamente. Para nosotros ha sido clave apostar por un modelo muy colaborativo, público-privado donde, por un lado, las administraciones trabajen conjuntamente y, por otro, todo el sector participe activamente en la estrategia turística de la ciudad. Y, no solo el sector, sino también la comunidad científica, con las universidades, los empresarios, a través de la CEV, la Cámara de Comercio y Feria València, los vecinos, etc. Hemos construido un marco institucional para favorecer esa colaboración público-privada, con el Consell Municipal de Turisme y con la propia Fundación Visit València donde están integradas Ayuntamiento de València, Diputación y Generalitat.

Estamos viviendo una revolución digital y de innovación en el sector turístico ¿cómo está València posicionada a este respecto?

La digitalización ha sido un elemento esencial en la elección de València como Capital del Turismo Inteligente. Hemos trabajado en iniciativas muy importantes como el propio sistema de inteligencia turística que está disponible ya en nuestra web de visitvalencia. Ahí podemos encontrar información de mercados, de capacidad aérea, pernoctaciones, verlo por mercados, por puntos concretos de conexión, y esto les permite a las empresas tomar decisiones en sus campañas de marketing, por ejemplo.

También hemos desarrollado herramientas para mejorar la interacción con el turista en todos nuestros mercados y poder hacer un marketing más digital, más eficaz y ahí hemos desarrollado todo el sistema de ventas y estamos desarrollando una app avanzada

También estamos actualmente trabajando en un proyecto, dentro del Plan de Sostenibilidad, para extender las herramientas que estamos desarrollando al conjunto del sector para que puedan apoyarse en esas herramientas para la comercialización y la interacción de ellos también con el propio turista. Y nos estamos apoyando también en incorporar sensores para trabajar con la gestión de los flujos, en colaboración con la Diputación de València, se trata de usar las tecnologías para la mejora de la experiencia turística y, en especial, de nuestro patrimonio.

Toda esta parte de digitalización resulta fundamental para la gestión del destino, para la gestión de las empresas y para la creación de valor aplicándolo a la interpretación de los recursos y de la mejora de la experiencia turística.

Nos quedarían dos ámbitos en los que València ha hecho también una apuesta importante en materia turística, que son la accesibilidad y la creatividad ¿qué nos puede destacar al respecto?

En el ámbito de la accesibilidad València ha hecho una apuesta muy importante. Ahí están las Vías Accesibles, también estamos desarrollando, con un convenio con PREDIF, la mejora de todas nuestras oficinas, que son universalmente accesibles, y ahora estamos en un proyecto con ellos para seguir en ese camino de mejora constante de la accesibilidad.

Y el otro gran pilar es el que tienen que ver con La creatividad y el patrimonio es también un elemento absolutamente importante porque, al final, es la creatividad, el patrimonio y la cultura lo que aporta la singularidad a los destinos. Y en este sentido poner en valor la cultura y los valores mediterráneos que nos caracterizan es clave. Nosotros estamos apostando por la gastronomía nuestra, auténtica, la puesta en valor de todo lo que es nuestro patrimonio UNESCO, la Lonja, las Fallas, el Tribunal de las Aguas, el Santo Grial, que también es un elemento diferenciador importante; todo lo que tiene que ver con la creatividad local y la identidad local, la Capitalidad Mundial del Diseño está siendo un elemento extraordinario de posicionamiento en el ámbito cultural, la apuesta por las Rutas para extender los flujos turísticos hacia los barrios, más allá de los grandes recursos, la apuesta por la Seda, por las tradiciones que tenemos a nivel cultural.

Y también nuestra extensa oferta de ocio y cultura: música en vivo, festivales, óperas, etc.

Esa puesta en valor de todo lo que tenemos, sabiendo, además, que es extraordinariamente interesante, atractivo y que merece la pena que la gente lo conozca es por lo que hemos apostado, esa València mediterránea, creativa, innovadora, sostenible, … esto es lo que estamos promoviendo y lo que está dando muy buenos resultados. Aquellas cosas que nos caracterizan son precisamente nuestros grandes puntos fuertes y queremos que València siga siendo modelo turístico de referencia en inteligencia turística, sostenibilidad, autenticidad y creatividad.

¿Cuál es su opinión sobre la implantación de una tasa turística en la Comunitat Valenciana?

Este tipo de propuestas no es nada nuevo, pero cuando se habla de ellas en momentos difíciles, como justo a la salida de una crisis sanitaria y al inicio de la recuperación de la actividad tras la pandemia, se convierten en polémicas y, por lo tanto, no se analizan con toda la objetividad que se debiera. Pero lo que es obvio es que en el ámbito del turismo urbano está implantado en todas las ciudades que compiten con València a nivel europeo. Para mí es un elemento importante, yo cuando hablo con mis colegas del European City Marketing, todos tienen tasa, todos reciben ingresos que reinvierten en creación de valor, en promoción, en mejora del entorno y del destino y, por lo tanto, no disponer de esos recursos que, además, los pone el propio turista, es perder competitividad frente a esos otros destinos, porque los valencianos cuando viajamos a esas ciudades sí pagamos esa tasa. Creo que es un debate superado, al menos, en el ámbito del turismo urbano.

Deja un comentario!