Miguel Mirones: “La Marca Q es un proyecto de Estado”

¿Qué novedades va a presentar el V Congreso de Calidad Turística organizado por el ICTE?

El Congreso va a intentar dar respuesta a los retos que desde el sector turístico español se tienen que abordar en este periodo, en estos tiempos. Y lo vamos a hacer desde la óptica de la calidad turística, pero también aportando respuestas prácticas a las grandes preguntas que se están haciendo todos los agentes del sector en cuanto al futuro más inmediato.

En definitiva, sin olvidar la teoría hay que bajar a la práctica, queremos abordar los temas desde un prisma eminentemente práctico.

Tras unos años de estabilidad en el sector, parece que se avecina una etapa más incierta.

Sí, efectivamente. En poco tiempo se están manifestando grandes transformaciones que estaban latentes en el sector y, en algunos casos, de forma más abrupta, como pueden ser los cambios en los modelos de comercialización o en la conectividad de los destinos turísticos y, en otros, por la cada vez más manifiesta necesidad de la especialización del sector turístico.

¿Por qué ha sido seleccionado El Puerto de la Cruz para la celebración de la quinta edición del Congreso?

El Puerto de la Cruz ha sido seleccionado a través de una convocatoria abierta a todos los destinos interesados a presentarse para ser sede del Congreso de Calidad Turística del ICTE. La Junta directiva elige en función de una serie de parámetros y, en esta ocasión, ha sido seleccionada El Puerto de la Cruz, tras valorar muy positivamente la propuesta de candidatura presentada y atendiendo, entre otras cosas, a que la Marca Q de Calidad nació precisamente aquí en Tenerife.

El Puerto de la Cruz ha apostado por esta candidatura, y esa apuesta es ya una manifestación clara de la orientación que pretenden darle las autoridades de El Puerto de la Cruz al municipio como destino turístico, no solo por albergar un congreso, sino concretamente, un congreso de calidad.

¿Cuántos asistentes está previsto asistan al Congreso?

El número de asistentes asciende a más de 400 personas entre empresarios del sector turístico, prescriptores de destinos y recursos turísticos, representantes de medios de comunicación y representantes del mundo académico.

Uno de los grandes retos del sector como es la digitalización, la adaptación del sector turístico a esa nueva manera de vender destinos, viajes, … ¿se abordará en el Congreso?

Sí, claro. Es uno de los grandes asuntos que más está afectando al sector y será tratado debidamente, todo desde un marco general de un sistema de calidad turístico, que en definitiva gestiona el sector turístico español con la Marca Q. Un sistema de calidad es un sistema vivo y está en permanente evolución para adaptarse a las necesidades de las empresas o los destinos que implantan ese sistema.

En este momento de incertidumbre económica y política, tanto dentro como fuera de España ¿la calidad es una apuesta segura?

Efectivamente, pero me gustaría dejar claro que la calidad es un sistema de trabajo, es una herramienta y un objetivo que tiene que alcanzar cualquier empresa o destino turístico más allá de que esté orientando a un cliente de mayor o menor poder adquisitivo. 

Tanta calidad como tal puede ofrecer un establecimiento de una estrella como uno de cinco estrellas, en cuanto a la gestión de lo que el producto significa. Y la diferencia está en que, lógicamente, no se le puede exigir lo mismo a un establecimiento que a otro.

A partir de ahí, existe una cierta tendencia a hablar de turismo de calidad en términos de poder adquisitivo y es un concepto que no es tal. Es decir, todos los clientes son de calidad y de lo que se trata es de dirigir al cliente hacia la oferta que pueda adquirir y que en esa oferta encuentre calidad.

¿Qué le aporta a una empresa o a un destino la Marca Q?

La calidad es una herramienta que nos servirá para distinguirnos de otro tipo de oferta que no disponga de esa calidad y al final el cliente nos elegirá precisamente por tener esa marca.

La marca “Q” de Calidad Turística aporta prestigio, diferenciación, fiabilidad, rigurosidad y promoción, contribuyendo a la distinción de la empresa o del destino mediante la calidad.

¿Está satisfecho con las acciones que se están llevando a cabo desde las administraciones públicas o echa en falta alguna iniciativa que les ayudaría?

El ICTE cuenta con una total buena sintonía con las administraciones públicas, con todas ellas. La Administración General del Estado está pendiente de la conformación de un nuevo gobierno, y en ese sentido, el ICTE está afectado como lo pueden estar el resto de los actores del sector. Si bien es cierto que la sensación de provisionalidad impide avanzar, sin embargo, me gustaría destacar que por parte de la Secretaría de Estado de Turismo y desde el Ministerio hemos obtenido siempre colaboración y, dentro de las posibilidades que hay, se está trabajando en diferentes líneas.

Y en términos generales el ICTE está recibiendo también el apoyo de diferentes comunidades autónomas españolas. Hemos firmado recientemente convenios de colaboración con Galicia y con la Comunidad Valenciana. Eso demuestra que la Marca Q es un proyecto de Estado, un patrimonio de todo el sector, que trasciende la ideología del gobierno, tanto a nivel estatal, como de las comunidades autónomas.

Deja un comentario!