La Mesa del Turismo se reúne con el embajador de Reino Unido tras el anuncio de desescalada del Gobierno británico

En la imagen, la Mesa del Turismo celebró ayer su reunión plenaria, a cuyo almuerzo de clausura ha asistido el Embajador del Reino Unido en España, Hugh Elliott, como personalidad invitada.

Con el Brexit como telón de fondo y la incertidumbre apremiante de qué pasará este verano con el turismo británico, principal emisor para el mercado turístico español, el encuentro con el diplomático británico había generado gran expectación.

El Embajador Elliott se ha referido en detalle a la política de su Gobierno en relación a las cuestiones de las que depende la recuperación del turismo británico en los destinos turísticos españoles. Los acuerdos bilaterales en el sector aéreo, la instauración de un pasaporte de vacunación y las consecuencias del Brexit han sido los principales temas abordados.

“Son momentos enormemente difíciles para el turismo”, ha reconocido Hugh Elliott para aludir seguidamente a la “cautelosa” hoja de ruta de la desescalada anunciada por el Ejecutivo británico, encaminada a “salvar” el verano. El Embajador ha apuntado las fechas clave en este proceso que culminará el 21 de junio y ha resaltado el peso de los vínculos turísticos con España. “El 12 de abril se presentarán las recomendaciones para los viajes internacionales, que no comenzarán hasta el 17 de mayo como pronto. Hemos acordado con el Gobierno español que habrá una muy buena comunicación de los intereses españoles en la formulación de esas recomendaciones, en razón a las importantes relaciones turísticas entre ambos países”, ha reiterado el diplomático.

El presidente de la Mesa del Turismo, Juan Molas, le ha agradecido su presencia precisamente un día después de que Reino Unido haya dado a conocer los planes para la desescalada. “Nos encontramos en unas semanas clave para marcar el rumbo de la temporada turística y comenzar a revertir las pérdidas de miles de millones de euros ocasionadas por la pandemia. El sector turístico no podrá de ninguna manera resistir otro año como el pasado. Por eso, es fundamental que las negociaciones bilaterales en materia de turismo con el primer mercado emisor, que es el británico, sienten las bases de su recuperación”, ha señalado Molas.

Los convenios bilaterales para facilitar las conexiones aéreas con el Reino Unido y la puesta en marcha de un pasaporte sanitario para los viajeros ya vacunados son dos de las medidas necesarias para garantizar que los turistas británicos podrán venir a España el próximo verano. Así se lo trasladó la Mesa del Turismo a la ministra del ramo, Reyes Maroto, la pasada semana. “Si cada país va a negociar su propio acuerdo bilateral para establecer el marco de relaciones con el Reino Unido, es legítimo que España sea el primero en hacerlo porque somos el primer destino de vacaciones de los británicos”, ha argumentado el presidente de la Mesa del Turismo.

En efecto, el turismo británico ha sido tradicionalmente el primer emisor para España, con 18 millones de turistas en 2019. La pandemia recortó drásticamente la llegada de británicos en 2020 por debajo de los 3,2 millones, con una caída del 82,38%. Países competidores del Mediterráneo ya han iniciado acercamientos al Reino Unido de cara a la reactivación de los viajes en los próximos meses, aunque España se mantiene como el destino predilecto en cuanto a las preferencias vacacionales de los británicos y sus reservas. “Malograr este buen crédito sería un error garrafal cuando nuestro país necesita más que nunca de la contribución económica y social del turismo para sobreponerse a la crisis”, ha concluido Juan Molas.

Histórica caída de la producción turística

La producción del turismo en España se redujo en 2020 a 109.884 millones de euros, frente a los 300.711 millones de euros de 2019, según arroja el estudio de “Aproximación a un Sistema de Cuentas” elaborado por la Universidad Nebrija y presentado ante el Pleno de la Mesa del Turismo por los profesores Dr. Manuel Figuerola y Leslie Bravo, del departamento de Turismo de esa universidad. La estimación de la aportación del turismo al PIB, se contrajo al 5,50% (12,45% en 2019).

La crudeza con la que la pandemia ha impactado sobre el turismo se refleja en la investigación de la Nebrija, entidad académica colaboradora de la Mesa del Turismo que, en su nuevo informe de “Análisis de coyuntura turística española. Febrero 2021”, recoge la caída de todos los indicadores relevantes de la actividad turística. Así, el año pasado, el desplome del 77,30% en la llegada de turistas internacionales supuso un descenso del 81,7% en las pernoctaciones hoteleras de los no residentes y una disminución de los ingresos por turismo medidos por Balanza de Pagos que podría registrar en el conjunto del año 2020, según los profesores de Nebrija, los 15.868 millones de euros (55.332 millones menos que en 2019, un -77,7%); asimismo, las pernoctaciones hoteleras de los residentes cayeron un 57,6%.

Por su parte, el empleo turístico, según los datos de la EPA, vio rota la tendencia alcista de los ejercicios precedentes y llegó al cuarto trimestre de 2020 en sus niveles más bajos respecto al mismo trimestre del año anterior.

Incorporación de nuevos miembros                                                       

La Mesa del Turismo ha aprovechado la celebración de su pleno para ratificar la entrada de nuevos miembros que continuarán reforzando su grado de representatividad y afianzando su expansión. Las nuevas incorporaciones ahondarán la vinculación con el mundo de la universidad, de la consultoría turística, del turismo de incentivos y del rent-a-car gracias a la incorporación de profesionales de referencia en esos ámbitos.

Así, tras haber sumado 22 nuevos miembros en 2020, la Mesa arranca 2021 dando la bienvenida a cuatro nuevos: Juan Luis Barahona, presidente de la Federación Nacional de Vehículos de Alquiler (FENEVAL); Juan Ignacio Collado, presidente de la Asociación de Agencias de Incentivos (I’M+); Diego Fuentes, CEO de Tourism Optimizer Platform; y Antonio Guevara, decano de la Facultad de Turismo de la Universidad de Málaga.

Deja un comentario!