El sector turístico pide al Gobierno que no prorrogue el programa del Imserso

La ministra Reyes Maroto recoge el guante de trasladar al Gobierno esta petición y asegura que “hay que modernizar el programa y adaptarlo al siglo XXI”.

  • Durante la celebración de la Noche Q, del ICTE, que tuvo lugar en el marco de FITUR, el presidente del Instituto para la Calidad Turística y de la Asociación Nacional de Balnearios, Miguel Mirones le trasladó a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, diferentes necesidades del sector, entre ellas que no haya más prórrogas de los Programas del IMSERSO. La elevada inflación y la gran subida de los costes energéticos hace imposible para los establecimientos prestar el servicio en las condiciones actuales, puesto que los precios se fijaron conforme a las tablas de costes y datos económicos de 2020 y la situación actual dista mucho de la que había en esa fecha.
  • El presidente del ICTE urgió a anunciar la decisión de no ejercer una nueva prórroga de los contratos de los Programas de Turismo y Termalismo para 2024, porque si no se toma la decisión en las próximas dos o tres semanas, no dará tiempo a sacar un nuevo concurso y, en consecuencia, los precios de los Programas se mantendrán inalterables hasta 2025.
  • La ministra Reyes Maroto, que presidió el acto junto a Miguel Mirones, recogió el guante de trasladar al Gobierno esta petición y aseguró que “hay que modernizar el programa y adaptarlo al siglo XXI”.

La cuestión del IMSERSO fue uno de los temas que se abordaron durante la celebración de la Noche Q del ICTE, cita del sector que tuvo lugar en el marco de FITUR, en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid. Allí, ante la presencia de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Mirones, presidente del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) y de la Asociación Nacional de Balnearios (ANBAL), aseguró que, aún sabiendo que no es un tema que esté bajo su responsabilidad, trasladase dentro del Gobierno la necesidad de que “no haya una nueva prórroga de los Programas tal y como está en la actualidad porque el sector no puede aguantar la subida de los costes que se han producido en los últimos tiempos”.

Es importante recordar que, tras la situación sanitaria derivada de la pandemia de la COVID-19 y la suspensión temporal de los Programas de Turismo y de Termalismo del IMSERSO, se llevó a cabo el concurso para el Programa de Turismo así como los contratos con los Balnearios par el Programa de Termalismo, tomando como referencia la tabla de costes y los datos económicos de 2020. En los dos Programas, el Gobierno tomó la decisión unilateral de prorrogarlos para el año 2023, lo que obliga a los contratistas -los Balnearios directamente en el Programa de Termalismo y las UTES (Unión Temporal de Empresas) adjudicatarias en el Programa de Turismo- al cumplimiento de los contratos.

El problema es que, desde 2020, la inflación se ha disparado en nuestro país, los costes energéticos y de alimentos han crecido exponencialmente, lo que hace insostenible para los establecimientos adheridos al Programa prestar el servicio en las condiciones actuales. La obligatoriedad del cumplimiento de los contratos afecta de manera diferente a los Balnearios que participan en el Programa de Termalismo que al resto de la planta hotelera que participa en el Programa de Turismo.

Y es que, los Balnearios, al contratar directamente con el IMSERSO, legalmente se ven obligados al cumplimiento de los contratos, mientras que los hoteles que participan en el Programa de Turismo, al ser únicamente proveedores de las UTES adjudicatarias, pueden optar por continuar prestando el servicio o no, como de hecho ya ha ocurrido en Programa que ahora se está ejecutando en la actualidad en el que ha descendido notablemente el número de establecimientos participantes en las diferentes costas españolas.

El presidente del ICTE y de ANBAL urgió a anunciar la decisión de no ejercer una nueva prórroga de los contratos de los Programas de Turismo y Termalismo para 2024, porque si no se toma la decisión en las próximas dos o tres semanas, no dará tiempo a sacar un nuevo concurso y, en consecuencia, los precios de los Programas se mantendrán inalterables hasta 2025. Es importante recordar que, de la suma de los dos Programas, dependen, entre directos e indirectos, más de 25.000 empleos.

La ministra Reyes Maroto, contestó al presidente del ICTE y de ANBAL agradeciéndole que le hiciera llegar las necesidades del sector turístico y, en este caso en relación al IMSERSO con el objetivo de trasladarlo al Gobierno, y aseguró que “tenemos que modernizar estos programas y hacerlos adaptado al siglo XXI”.

Deja un comentario!