CEAV lamenta que muchas compañías aéreas hayan subido las tarifas en las rutas que operaba Thomas Cook

Tras una primera valoración sobre la quiebra de Thomas Cook, la principal afectación en España son las empresas turísticas que prestaban servicios al turoperador británico, sobre todo para los hoteles de las zonas afectadas, pero también agencias receptivas y transportistas, ha señalado CEAV hoy en un comunicado. Las 8.500 agencias emisoras de España no tiene ninguna afectación, a diferencia de otros Países como Alemania o Francia.

Según CEAV, lo confirma el hecho de que el BSP (sistema de facturación de la Iata) España no haya reportado ningún importe de ‘defaults’ (impago), a diferencia de mercados como el alemán y el francés que, sí, han tenido afectación.

La confederación ha explicado que el sistema de garantías establecido por la Unión Europea (UE) para los viajes combinados comprados en agencias, asegura el derecho de repatriación del consumidor y de reembolso de las vacaciones no disfrutadas, pero no es así en el caso de las compañías aéreas.

Éstas no tienen ningún tipo de garantía para este tipo de percances y Thomas Cook operaba con tres aerolíneas: Condor, Thomas Cook Escandinavia y thomas Cook Reino Unido, ha recordado.

Además, CEAV ha lamentado el hecho de que muchas de las demás compañías aéreas hayan subido el precio de sus tarifas en las rutas operadas por las empresas del turoperador quebrado, lo que es «cuando menos poco solidario en estos duros momentos» y, por ello, la confederación va a solicitar a la UE que se cree un mecanismo para evitar este tipo de incrementos.

Tras una primera valoración de la importancia y consecuencias de la quiebra de Thomas Cook, CEAV ha considerado que no habrá afectado, de forma evaluable, a los consumidores españoles, salvo aquellos que sean residentes en el Reino Unido.

No obstante, esta quiebra sí que puede afectar a empresas turísticas españolas que prestaban servicios al operador británico, principalmente las ubicadas en Baleares y Canarias, donde Thomas Cook concentraba la mayor parte de su actividad, pero también en zonas como Cataluña, Valencia y Andalucía.

A su juicio, los más afectados por la quiebra en España serán, sin duda, los hoteles que trabajaban parcialmente o en exclusiva con Thomas Cook, pero también agencias receptivas y empresas transportistas, aparte de los empleados directos del turoperador en estas zonas (13.500 aproximadamente).

Deja un comentario!