AEVAV informa de que la Comisión Europea propone el certificado verde digital para viajar por la UE

  • La Comisión Europea propone el certificado verde digital, para implantar en todos los estados miembros de la UE y que estará también abierto a Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.
  • La creación de un certificado digital verde facilitará la libre circulación segura dentro de la UE durante la pandemia de COVID-19.
  • El certificado digital verde será una acreditación de que una persona ha sido vacunada contra la COVID-19, se ha recuperado de la COVID-19 o se ha realizado una prueba cuyo resultado ha sido negativo.

La Asociación Empresarial Valenciana de Agencias de Viajes (AEVAV) ha informado hoy sobre la propuesta que hizo ayer la Comisión Europea para la implantación de un certificado verde digital.

La Comisión Europea propuso ayer la creación de un certificado digital verde para facilitar la libre circulación segura dentro de la UE durante la pandemia de COVID-19. El certificado digital verde será una acreditación de que una persona ha sido vacunada contra la COVID-19, se ha recuperado de la COVID-19 o se ha realizado una prueba cuyo resultado ha sido negativo.

Estará disponible, de forma gratuita, en formato digital o en papel, e incluirá un código QR para garantizar la seguridad y autenticidad del certificado. La Comisión creará una pasarela para garantizar que todos los certificados puedan verificarse en toda la UE y apoyará a los Estados miembros en la realización técnica de los certificados. Los Estados miembros seguirán siendo responsables de decidir las restricciones de salud pública de las que puedan eximir a los viajeros, pero tendrán que aplicar sus exenciones igualmente a los viajeros titulares de un certificado digital verde.

La vicepresidenta de Valores y Transparencia, Věra Jourová, ha declarado que «el certificado digital verde ofrece una solución a escala de la UE para que los ciudadanos de la UE dispongan de una herramienta digital armonizada en apoyo de la libre circulación en la UE. Se trata de buen mensaje para la recuperación. Nuestro objetivo fundamental es ofrecer una herramienta fácil de utilizar, no discriminatoria y segura que respete plenamente la protección de datos. Además, seguimos trabajando en pro de la convergencia internacional con otros socios.»

Según el comisario de Justicia, Didier Reynders «mediante el certificado digital verde adoptamos un planteamiento europeo para que los ciudadanos de la UE y sus familiares puedan viajar con seguridad y con el mínimo de restricciones este verano. El certificado digital verde no será un requisito previo para ejercer el derecho a la libre circulación y no discriminará de ningún modo. Un planteamiento común de la UE no solo nos ayudará a restablecer gradualmente la libre circulación dentro de la UE y a evitar la fragmentación, también es una oportunidad para influir en las normas mundiales y dar ejemplo fundándonos en nuestros valores europeos, como la protección de datos».


Elementos fundamentales del Reglamento propuesto por la Comisión:

  1. Certificados accesibles y seguros para todos los ciudadanos de la UE:
    El certificado digital verde englobará tres tipos de certificados: certificados de
    vacunación, certificados de pruebas (pruebas de RT-PCR o rápidas de antígenos) y certificados
    para las personas que se hayan recuperado de la COVID-19.
    Los certificados se expedirán en formato electrónico o en papel. Ambos tendrán un
    código QR con la información fundamental necesaria, así como una firma digital para
    asegurarse de que el certificado es auténtico.
    La Comisión creará una pasarela digital y apoyará a los Estados miembros en la creación
    de programas informáticos que puedan utilizar las autoridades para verificar todas las firmas
    de los certificados en toda la UE. Ningún dato personal de los titulares del certificado
    atravesará la pasarela o será conservado por el Estado miembro verificador.
    Los certificados estarán disponibles gratuitamente y en la lengua o lenguas oficiales del
    Estado miembro expedidor y en inglés.
  2. No discriminación:
    Todos los ciudadanos (vacunados y no vacunados) deberán poder beneficiarse de un
    certificado digital verde cuando viajen por la UE. Para evitar la discriminación de las
    personas que no estén vacunadas, la Comisión propone que se cree no solo un certificado de
    vacunación interoperable, sino también certificados de pruebas de la COVID-19 y certificados
    para las personas que se hayan recuperado de esa enfermedad.
    Igualdad de derechos para los viajeros que posean un certificado digital verde: cuando
    los Estados miembros acepten la acreditación de vacunación para eximir de determinadas
    restricciones de salud pública, estarán obligados a aceptar, bajo las mismas condiciones,
    certificados de vacunación expedidos con arreglo al sistema de certificado digital verde. Esta
    obligación se limitará a las vacunas que hayan recibido la autorización de comercialización de
    la UE, pero los Estados miembros podrán decidir aceptar, además, otras vacunas.
    Notificación de otras medidas: si un Estado miembro sigue exigiendo a los titulares de un
    certificado digital verde una cuarentena o someterse a pruebas, deberá notificarlo a la
    Comisión y a todos los demás Estados miembros y explicar los motivos de tales medidas.
  3. Solo información esencial y datos personales seguros:
    Los certificados incluirán un conjunto limitado de información, como nombre, fecha de
    nacimiento, número de identidad, fecha de expedición, información pertinente sobre la
    vacuna/análisis/recuperación y un identificador único del certificado. Estos datos solo podrán
    comprobarse para confirmar y verificar la autenticidad y validez de los certificados.
    Los certificados digitales verdes serán válidos en todos los Estados miembros de la UE y
    estarán abiertos a Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza. Los certificados digitales verdes deberán
    expedirse a los ciudadanos de la UE y a sus familiares, independientemente de su nacionalidad.
    También deberán expedirse a nacionales de terceros países que residan en la UE y a visitantes que
    tengan derecho a viajar a otros Estados miembros.
    El sistema de certificado digital verde es una medida temporal. Se suspenderá una vez que la
    Organización Mundial de la Salud (OMS) declare el fin de la emergencia de salud pública
    internacional por la COVID-19.
    Próximas medidas
    Para estar lista antes del verano, esta propuesta requiere una rápida adopción por el Parlamento
    Europeo y el Consejo.
    Paralelamente, los Estados miembros deberán aplicar las normas técnicas y el marco de confianza
    acordados en la red de sanidad electrónica para velar por la oportuna implantación de los certificados
    digitales verdes, su interoperabilidad y el pleno respeto de la protección de los datos personales. Se
    pretende concluir las labores técnicas y la propuesta en los próximos meses.

Deja un comentario!