Una excursión para toda la familia por la cuenca alicantina del Segura

Guardamar del Segura es la población en la que desemboca el río Segura al mar Mediterráneo. Actualmente, cuenta con un cauce nuevo en el que las aguas del mar suelen introducirse, y uno viejo de 1,5 kilómetros que recoge los recursos de los azarbes que riegan los campos de la Vega Baja.
 
El punto de partida más habitual de la ruta se encuentra bajo el puente de la N-332, por un paseo de tierra a la margen izquierda del río Segura, pasándolo se llega a la bifurcación del cauce viejo (izquierda) y el nuevo (derecha). Una vez allí, caminarás entre los dos. Después, podrás atravesar el río viejo por una pasarela, por ella puedes ver la barrera flotante que evita la llegada de basuras desde las acequias al mar. Este lugar ha servido y sirve para que la población se conciencie de la necesidad de cuidar los cauces.
 
Desde allí seguirás entre la pinada y el río hasta el mar. Si eres un amante de las aves, durante la ruta observarás las maravillosas aves acuáticas que habitan en el entorno y, al final, una de las playas más vírgenes de Guardamar.
 
Tanto por su bajo nivel de dificultad, como por su fauna, sus vistas y su vertiente educacional relativa a la barrera flotante se le considera una ruta perfecta para disfrutar en familia y una buena opción como plan alternativo y al aire libre para este verano. 
 
 

Deja un comentario!