El ISE pone en valor el patrimonio de la Ruta de la Seda en España con el primer curso sobre territorios sederos

  • El Instituto Seda España y Turinea ponen en marcha el primer curso sobre “Interpretación del Patrimonio y Territorios Creativos “ (Territorios sederos – Ruta de la Seda en España).

El curso está dirigido a la formación especializada de interpretes del territorio, agentes de desarrollo local, guías y demás profesionales del turismo interesados en la promoción, defensa y puesta en valor de los territorios sederos en España y su patrimonio en general siendo una oportunidad de inicio profesional para estudiantes.

En este primer curso se centrará en la temática de los territorios sederos y la Ruta de la Seda de España, principal objetivo del Instituto Seda España (ISE) desde su creación.

El ISE puso en marcha la Red de Municipios Seda Creativa y comenzó la investigación, el estudio y la puesta en valor de los territorios sederos y la elaboración de una guía de la Ruta de la Seda en España. Un tesoro existente en nuestro país desde el siglo VIII, más de 12 siglos de historia, patrimonio, tradición, arte y cultura.

Está claro que todas las tendencias del mercado miran a un turismo que busca lo cercano, lo rural, lo local, lo auténtico; sobre todo después del estado de alarma en que vivimos. En este contexto, la interpretación del patrimonio va a ser la herramienta esencial para que el turista tenga una experiencia enriquecedora y memorable en el acercamiento a ese patrimonio, dentro del marco de la seguridad física y sanitaria.

La interpretación es también una herramienta para la conservación de dicho patrimonio, tangible o intangible.
El intérprete territorial va ser el artífice de la relación de acercamiento íntima y privilegiada entre el patrimonio y el turista. Para ello necesitamos personas preparadas en competencias de interpretación, comunicación, motivación y dinámica de pequeños grupos; y todo un conjunto de habilidades personales o soft skills para los profesionales locales, quienes además deben venir pensando en varios idiomas para el futuro.

Hay que colaborar entre destinos y entre recursos cercanos, y construir narrativas locales, diversas y complementarias.

La interpretación permite generar puestos de trabajo cualificados para las zonas más despobladas, mientras genera un turismo respetuoso, desestacionalizador y rentable, que trabaja con los productos más especializados: turismo geológico, turismo enogastronómico, astroturismo, la trashumancia, la seda y otros muchos.

Es necesario que cada visita vaya acompañada de una correcta aplicación de las técnicas básicas de la interpretación del patrimonio . Tenemos que colaborar también con las agencias de viajes para que conozcan y vendan mejor este nuevo mundo rural y natural, las ciudades medias; en España y en cualquier país, para cuando podamos volver a viajar.

Las rutas turístico-temáticas juegan también un papel clave a la hora de promocionar y diversificar el territorio. Todo ello siempre en clave de turismo responsable, justo y sostenible: económicamente viable, medioambientalmente correcto y socialmente comprometido.

Tenemos que estar dispuestos a dar respuesta a las ganas de la demanda de disfrutar a tope del patrimonio después de la crisis. Sólo lo haremos si estamos juntos: intérpretes, gestores, informadores, intermediarios, agentes de desarrollo local. Todos somos necesarios.

Deja un comentario!