El ISE organiza una jornada para conectar las experiencias de la Ruta de la Seda con las agencias

  • La jornada taller, celebrada ayer online, ha sido un punto de encuentro para conectar las experiencias de la Ruta de la Seda con el canal profesional, en este caso, el de las agencias de viajes.

En la jornada, que se ha enmarcado dentro de las actuaciones de la línea nominativa 2020 del Instituto Seda España en colaboración con Turisme Comunitat Valenciana, han participado Jon Arriaga, director del grupo de agencias de viajes DIT Gestion, Rafael Sobrino, director general del grupo de agencias Airmet, Salvador Amorós, agente de viajes experto en cruceros, viajes de lujo, congresos e incentivos, María Ruiz, coordinadora de Productos Turísticos de Turisme Comunitat Valenciana, Fernando Molina, presidente del Instituto Seda España, Rafael Miñana, director y editor de Gaceta del Turismo y Javier Ruiz, secretario general del Instituto Seda España, que intervino como moderador.

En la introducción Javier Ruiz destacó que la pandemia ha ocasionado que este año buena parte del turismo que se ha llevado a cabo haya sido en clave local, buscando experiencias en zonas menos masificadas y al aire libre; y en esta línea, la Ruta de la Seda puede ser un producto de primer nivel en Valencia, donde la seda ha sido un elemento de gran importancia a nivel patrimonial e histórico. «El turista demanda experiencias locales culturales temáticas entorno a un producto como es la seda, y para ello es necesario que los agentes de viajes conozcan el producto y lo den a conocer», señaló Ruiz.

Para Jon Arriaga, esta época de cambios y de nuevos retos que estamos viviendo debería traer consigo una «mayor implicación de las administraciones públicas turísticas y una mayor colaboración público-privada» con las agencias de viajes que la que ha habido hasta la fecha.

Las oficinas de turismo tienen una ventaja enorme y es el contacto con todas las experiencias locales que existen, «pero no puede quedarse la información ahí parada, hay que materializarla y captar la atención del visitante y eso lo consigue la agencia de viajes. Hay que canalizar las experiencias a través de las agencias; y en ese aspecto es importantísima la colaboración», dijo Arriaga.

En la misma línea, Rafael Sobrino explicó que las agencias de viajes son un vehículo perfecto para hacerle llegar al cliente la oferta de experiencias que desde las administraciones y las oficinas de turismo locales se generen, «porque la agencia es la que al final puede materializar la experiencia, hacerla posible y venderla, va a poder coordinar un transporte, un alojamiento, un restaurante, una visita y todo ello en coordinación con la oficina de turismo, para ofrecer al final una experiencia completa». «Si no es así, muchas veces la experiencia se queda en la promoción de un producto turístico local al que el cliente no tiene acceso», añadió.

Salvador Amorós apuntaba que el producto que crean las oficinas de turismo, a su juicio, tiene muy poca difusión «porque se le da a conocer básicamente a la gente que entra por la puerta, por lo que las agencias de viajes tenemos en eso un papel prescriptor primordial».

Amorós señaló que «en estos tiempos se está demandando más turismo local y experiencial. Y por supuesto, que hay mucha demanda nueva donde el producto que ofrece la Ruta de la Seda tiene cabida y mucho recorrido».

María Ruiz, en representación de Turisme Comunitat Valenciana, destaco el «papel fundamental» que tienen las agencias de viajes para que la estancia del que visita un destino sea mucho más enriquecedora, «son ellas las que incorporan ese valor añadido a la visita», y puso de manifiesto la importancia de la colaboración con la administración local, «los ayuntamientos están cada vez más activos e implicados en los productos turísticos», señaló.

Rafael Miñana destacó que «no se puede vender lo que no se conoce», en referencia a tantos productos locales que existen en España y, sin embargo, las agencias de viajes de otra comunidad o de otra zona desconocen. «Hay tanto producto para crear en este país que se puede aprovechar este parón obligado por la pandemia para crear experiencias y ampliar la oferta de productos que ofrecen las agencias de viajes». «En otros países, muchos de los servicios que ofrecen las agencias son precisamente experiencias locales, ¿quién conoce mejor que nadie el producto que una agencia local y las administraciones turísticas del destino?», preguntó.

«Es necesario tener mucho producto y que las comisiones sean buenas. Si hay algo que la agencia de viajes puede vender hoy más que nunca son los productos locales y el agente de viajes tiene que dedicarse a crear producto.
Si no se ve el producto paquetizado y desarrollado, nunca se podrá comprar», aseguró.

En este sentido, Rafael Sobrino explicó que las agencias necesitan conocer el producto. «Hoy en día hay muchas experiencias locales que las agencias de otras comunidades necesitan conocerlo. Intentamos vender producto local en un entorno muy cercano, y a veces, al cliente que más le atrae este producto es al que viene de fuera», destacó.

Al respecto, Jon Arriaga pidió de la administración ayuda para la agencias a la hora de coordinar a todos los intermediarios de un producto, «ya que para las agencias es harto difícil». «Las instituciones deben de contar mucho más con las agencias de viajes», dijo y abogó por la creación de un ente que dé a conocer estas experiencias y productos locales. «El producto y los catálogos se pueden quedar muertos en un cajón si una agencia de viajes no lo conoce, lo difunde y lo vende», concluyó.

Para María Ruiz este aspecto es «importantísimo» y destacó que desde la administración llevan tiempo trabajando precisamente en eso y cualquier idea y esfuerzo en ese sentido es buena para crear un foro que ponga en valor todo el esfuerzo que se ha hecho desde las administraciones y desde los proveedores de servicio para crear producto y trasladárselo a las agencias de viajes. «Y ese puente entre agencias, municipios y servicios nosotros estamos absolutamente volcados», destacó.

Respecto al producto seda María Ruiz destacó que se está trabajando para que la seda sea un producto cultural patrimonial que cada vez pueda llegar a más público. «Cada vez más el turista busca lo singular, aquello que da identidad a los territorios que visita y en ese sentido la seda tiene mucho valor en la Comunidad Valenciana», aseguró.

Jon Arriaga destacó que para las agencias de viajes la Ruta de la Seda les puede proporcionar muchas posibilidades, «pero falta generar, coordinar esos paquetes que nos ayuden a la hora de poderlo lanzar», dijo. Es un producto muy interesante, que puede dar mucho juego, pero se tiene que dar esa coordinación para poderlo vender, si no es muy difícil, necesitamos apoyo».

María Ruiz señaló que en la construcción de esta oferta hay artesanía, hay talleres, hay cerámica, hay vestidos, «hay incluso restaurantes vinculados a la Ruta de la Seda», destacó y en este punto abogo por un trabajo y una puesta en común entre el canal profesional y la adminstración.

En esta misma línea, Rafael Sobrino pidió a las administraciones coordinación y formación. La complejidad del producto por desconocimiento para las agencias de viajes «hace que ofrecer el producto no sea fácil» y solicitó ayuda para coordinar todos estos servicios.

En cuanto a la difusión de la Ruta de la Seda y del producto seda en la Comunitat Valenciana, Rafael Miñana destacó que «hay mucho que decir y que aportar para dar a conocer al cliente final y a los profesionales este producto». E insistió en el mensaje de que lo que no se conoce no puede vender, «la Ruta de la Seda tiene que darse a conocer, de hecho -señaló- solo hay tres touroperadores internacionales que hoy por hoy venden la ruta de la seda, (CATAI, TUI y Europoamundo) desde España hasta el exterior.
Hay muchas cosas bonitas en el mundo, pero lo conocen los locales y lo tienen que preparar los profesionales para dárselo a conocer a los de fuera».

María Ruiz propuso un nuevo encuentro entre administración y agencias de viajes para seguir trabajando en esta línea de desarrollo de producto, «porque nosotros también os necesitamos -dijo-, para que nos deis vuestro punto de vista comercial».

Fernando Molina, presidente del Instituto Seda España, concluyó la jornada recogiendo el guante de María Ruiz «totalmente de acuerdo en seguir tejiendo con las agencias de viajes profesionales para reconectarnos con el mundo cuando pase la pandemia».

Puedes ver aquí la jornada taller completa.

Comments (2)

  1. sonia seco montano 24 diciembre 2020

Deja un comentario!