5 razones y 5 destinos para hacer un viaje solidario esta Navidad

¿Viajar a un país como Grecia, Marruecos o India? Seguro que alguna vez has pensado pasar unas vacaciones de una forma distinta colaborando con una ONG. Rumbo.es ha creado una selección de destinos donde diversas organizaciones se mantienen activas trabajando en todo tipo de áreas: salud, educación, deportes, infraestructura, ecología, alimentación… y abiertas a recibir a quienes compartan la misma ilusión de mejorar la calidad de vida de las personas. Una experiencia que cambia la vida de todos.
 
Conocer personas inspiradoras en Perú

La organización urbanística sigue siendo una asignatura pendiente en países como Perú. Si bien es cierto que esta nación sudamericana presume de una arquitectura colonial y precolonial que vuelve locos a los visitantes, también es verdad que todavía falta mucho por hacer en temas de vivienda. La organización internacional Techo se dedica a proveer material a personas en situación de pobreza para que pueda construir sus viviendas ¿Cómo ayudan los voluntarios? Descargando el material que llega a esos asentamientos que son de difícil acceso, pero con un gran encanto natural y una vida rural que no tiene nada que ver con el bullicio de las ciudades, y del que se puede disfrutar gracias a su tranquilidad y la hospitalidad de sus habitantes. De esta manera, los beneficiarios se aseguran de que reciben todo lo que necesitan para cumplir su sueño de tener un techo para ellos y sus familias. 
 
Grecia: tendiendo la mano a las personas refugiadas

Praksis, Metadrasi y Solidarity Now son organizaciones con programas dirigidos a atender y proteger los derechos de los refugiados que deambulan por el mar, de esta forma luchan contra la exclusión social, la discriminación y el racismo ¿Cómo colaborar? Constantemente estas ONG publican sus necesidades de personal para que aquellos que sientan el deseo de ayudar puedan postularse. Se requiere personal de todo tipo, muy especialmente, especializados en áreas como medicina, educación, traducción, alimentación, gestión de crisis y atención de personas en situación vulnerable, entre otras. 
 
Marruecos: un fin de año aprendiendo artesanía en África

Initiative Association tiene un plan para pasar el Fin de Año enseñando en una escuela en Tazuoka, un pequeño poblado pobre, pero con una población infantil muy ilusionada por aprender. La misión de los voluntarios es dar clases de idiomas, liderar actividades de ocio y deporte, ayudar en las tareas de mantenimiento de la escuela y realizar visitas a los centros de salud para conocer las necesidades de los enfermos, entre otros. Lo mejor de todo es que durante el tiempo que estén cumpliendo con esta labor social, los voluntarios tendrán la oportunidad de participar en talleres para aprender artesanía local, gastronomía marroquí y hasta canciones tradicionales. 
 
Inmersión cultural en la India

La India es un país lleno de misticismo y con unas bellezas naturales impresionantes y templos que dejan sin aliento. Estar ahí es toda una aventura, sin embargo, pese a los esfuerzos de grandes personalidades, como la Madre Teresa, todavía hay mucho por hacer. Organizaciones como Fundación Vicente Ferrer llevan 50 años desarrollando proyectos que abarcan múltiples áreas, que están orientados a mejorar las condiciones de vida de las comunidades, las mujeres y garantizar un futuro a los más pequeños. Los profesores y especialistas de la salud son los voluntarios más necesitados.
 
Búsqueda del empoderamiento en Nepal

Visitar Nepal es una aventura de principio a fin por tener las cumbres más altas del planeta. Pero en medio de esa resplandeciente naturaleza hay una realidad en la que muchas organizaciones ya están trabajando. Las mujeres nepalíes se encuentran en un momento de búsqueda de su independencia y de ser parte esencial del desarrollo de su país. Organizaciones como Cooperatour se han encargado de poner en marcha iniciativas para garantizar la educación de todas las mujeres y, a futuro, su independencia para que puedan llevar a cabo sus propios proyectos. Las actividades tienen lugar en centros situados en la ciudad de Katmandú y los voluntarios pueden ayudar dando clases de inglés, informática y salud, y ayudando en la gestión y mantenimiento de las infraestructuras.

Deja un comentario!