El Puerto de València y Baleària invertirán 100 millones de euros en la nueva terminal de pasajeros

  • Se ubicará entre el Muelle de Poniente y el Muelle Perfecto Palacio con una superficie aproximada de 100.000 m2
  • El proyecto suma una inversión pública/privada de 99,1 €. La Autoridad Portuaria de València invertirá 61,8 millones de euros y Baleària 37,3
  • La concesión a Baleària será por un plazo de 35 años, prorrogables hasta un máximo de 50 años
  • La nueva terminal de pasajeros está destinada a atender al tráfico regular de pasajeros y mercancías con las Islas Baleares e internacional, así como de cruceros
  • La terminal recoge todas las aportaciones y criterios de sostenibilidad sugeridos por el Ayuntamiento de València para que sea una estación de pasajeros “cero emisiones”
  • La instalación garantiza que el 100% de la energía eléctrica necesaria para su funcionamiento se producirá en las propias instalaciones y será de origen renovable
  • Todos sus muelles estarán equipados con una red de suministro eléctrico a los buques atracados
  • La nueva estación será un edificio histórico y emblemático de la València marítima que continuará prestando servicio a la ciudad y a la ciudadanía

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de València (APV) ha aprobado esta mañana la adjudicación a la empresa valenciana Baleària Eurolineas Marítimas S.A. la construcción y explotación de la nueva terminal pública de pasajeros en el Puerto de València. Esta infraestructura se va a ubicar entre el Muelle de Poniente y el Muelle Perfecto Palacio, en la zona anteriormente ocupada por el astillero de Unión Naval de Valencia, y contará con aproximadamente 100.000 m2. La inversión prevista por la naviera valenciana radicada en Dènia para desarrollar este proyecto va a superar los 37 millones de euros, mientras que la APV aportará otros 61,8 millones de euros.

En total, cerca de 100 millones de euros para la nueva terminal pública de pasajeros que será una infraestructura modélica en sostenibilidad ambiental y social, accesibilidad y nuevas tecnologías. Esta instalación se convertirá en un referente para el entorno del Puerto de València, generará valor añadido a la fachada marítima y prestará servicio a la ciudad y la ciudadanía.

Estará destinada a atender las líneas regulares de pasajeros nacionales e internacionales, entre los que actualmente ya operan líneas entre València y Baleares y Argelia, -con operativas y espacios separados e independientes-, así como tráfico de cruceros y de carga rodada o “ro-ro” (plataformas o vehículos que acceden a los barcos con sus propios medios). Por ello, dispondrá de cuatro atraques, permitiendo uno de ellos la escala de barcos de hasta 360 metros de eslora y otro muelle de al menos 250 metros de longitud. Se construirá un pantalán central de 215 metros para el atraque de ferris.

Las operativas para tráfico de pasajeros regulares y cruceristas estarán separadas y con espacios diferentes. El objetivo es liderar el tráfico de personas y empresas entre la península y las Islas Baleares, con un compromiso de la futura terminalista valenciana de dar servicio a 370.000 pasajeros el primer año a ferries de líneas regulares y cruceros y hasta 472.000 en el quinto año.

Para la gestión de los cruceros, Balèaria incorporará la experiencia de Global Ports Holding (GPH), que aportará todo su know-how al proyecto y su compromiso con una oferta de cruceros más sostenible y de menor impacto ambiental.

Le terminal más eco-sostenible

El proyecto presentado al concurso que sacó la APV recoge todas las aportaciones del Ayuntamiento de València en materia medioambiental y cuenta con el máximo consenso. La estación marítima funcionará con cero emisiones contaminantes, apostará por la economía circular y contará con un espacio para la dinamización cultural.

La nueva terminal de pasajeros del Puerto de València garantiza que el 100% de la energía eléctrica necesaria se producirá en las propias instalaciones y será de origen renovable: fotovoltaica, eólica, hidrógeno renovable o biocombustible. Balearia propone contar con 10 mini-aerogeneradores para producir 60.000 kWh/año, paneles solares en las cubiertas con una generación estimada de 1.459.062 kWh/año, un sistema de electrólisis a partir de agua, y un sistema de pila de combustible para producir electricidad a partir de ese hidrógeno con una generación prevista de 39.525 kWh/año, entre otros.

Todos sus muelles estarán equipados con red de suministro eléctrico a los buques atracados, facilitando así parar los motores y sus emisiones cuando estén de visita en València. La terminal reciclará el 100% de los residuos que genere en una planta de biometano que se construirá expresamente para este fin; y tratará los residuos de los buques y los propios del edificio para obtener biogás.

Todas estas medidas se complementarán con sistemas de control y gestión centralizada de las instalaciones, sistemas inteligentes de consumos, iluminación con tecnologías LED, sistemas de cargadores eléctricos a instalar en parkings y un sistema de seguimiento de la huella de carbono.

Obras previas de acondicionamiento

El proyecto presentado por Balèaria tiene un presupuesto superior a los 37 millones de euros a los que hay que añadir más de 61 millones de inversión de la APV destinados al acondicionamiento de la parcela y rehabilitación del antiguo astillero, adecuación de atraques de Espigón del Turia y Muelle Grada y Fondo, entre otras obras. La APV está finalizando la redacción de los proyectos constructivos, por lo que se prevé el comienzo de ejecución de las obras en aproximadamente 14 meses en el caso del Muelle Perfecto Palacio, 18 meses del Muelle de la Grada.

La APV ya ha acondicionado parte de la parcela del antiguo astillero del Puerto de València, donde se han mantenido los cuatro elementos del antiguo astillero catalogados por la Cátedra Demetrio Ribes de arqueología industrial de la Universitat de València como piezas de valor histórico artístico. En concreto, se trata del depósito de agua, la grada de construcción de buques, dos grúas y las naves más emblemáticas.

De hecho, ya se ha restaurado el histórico depósito de agua de la antigua Unión Naval de Levante que desde hace unos meses luce el nombre de ‘Port de València’ con los colores corporativos de la administración portuaria (azul y blanco) para dar mayor visibilidad al nombre del puerto, tanto desde tierra como desde el lado mar.

NUEVA TERMINAL DE PASAJEROS DEL PUERTO DE VALÈNCIA
Gestionada por la empresa valenciana Balèaria
SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL
• Funcionará con cero emisiones contaminantes
• Apostará por la economía circular
• Los barcos se conectarán a la red eléctrica en los muelles
• Reciclará el 100% de los residuos a través de una planta de biometano
• Tratará los residuos de los buques y el edificio para obtener biogás
• Se autoabastecerá en un 100% de electricidad generada por energías renovables
• Las cubiertas de la terminal tendrán una planta fotovoltaica
• Se instalarán 10 mini-aerogeneradores
• Sistema de electrólisis y pila de combustible para generar hidrogeno
SOSTENIBILIDAD SOCIAL
• Se ubicará un espacio de Dinamización Cultural
• Conservación de elementos arquitectónicos de valor histórico
CARACTERÍSTICAS
• Ocupará aproximadamente 100.000 m2
• Dispondrá de cuatro líneas de atraque
• Acogerá tráfico de pasajeros regulares y cruceristas
• Tendrá operativas y espacios separados e independientes
• El servicio con las islas Baleares será prioritario
• Estará preparada para acoger buques ro-ro y ro-pax
• Estará situada junto a la terminal de Transmed

Deja un comentario!