La actividad hotelera en Benidorm cae un 73,5% en agosto

Benidorm ha sido uno de los destinos turísticos de la Comunitat Valenciana que más ha sufrido durante agosto pasado los efectos derivados de la crisis sanitaria por la covid-19, al registrar una caída del 73,5 % en la actividad hotelera respecto a 2019, según los datos facilitados este jueves por la patronal Hosbec.

La localidad benidormense apenas registró 370.000 pernoctaciones el pasado mes, frente a los casi 1,4 millones del año pasado.

Los datos revelan también que la caída del mercado internacional en Benidorm se situó en el 80 % y que ha habido un 58,6 % menos de empleados en los 75 establecimientos que abrieron sus puertas en ese destino.

Además, la ocupación media de las habitaciones en la ciudad de los rascacielos del Mediterráneo fue del 55,5 %, lo que contrasta con el 93,3 % de agosto de 2019. Igualmente, descendieron las estancias medias, con 3,5 días de media, en contraste con los cinco días del año pasado.

En el conjunto de la Comunitat Valenciana, las restricciones a la movilidad y las cuarentenas afectaron en mayor medida al turismo internacional, con un descenso del 72,9 % en el número de viajeros y un 79,2 % en las cifras de las pernoctaciones.

Los hoteles abiertos en la región también fueron menos que en agosto de 2019: un total de 968, lo que supone un descenso del 14,3 %. Ello se tradujo en una caída del 43,3 % en el número de trabajadores empleados.

En la Costa Blanca, los turistas alojados en hoteles fueron un 45 % menos en el pasado mes, mientras que las pernoctaciones descendieron un 61,8 % en ese periodo.

En concreto, el 81 % de ellas correspondió a viajeros españoles y solo 163.000 fueron de mercados internacionales. Incluyendo los datos de Benidorm, la ocupación media en la Costa Blanca fue del 57,7 % y la estancia media en este destino se redujo hasta los 2,9 días.

En la provincia de Castellón se superaron las 341.000 pernoctaciones, un 53,7 % menos que un año antes, y solo el 8 % correspondió a extranjeros. La ocupación media fue del 58 %, una de las mejores de la Comunitat Valenciana, pero sufrió un descenso de 21,8 puntos.

La provincia de Valencia, por su parte, registró una pérdida del 44,4 % en el número de turistas alojados en hoteles y un 34,99 % menos de pernoctaciones de españoles.

Esta provincia solo cerró el 10,2 % de sus hoteles, lo que permitió dar empleo a más de 3.000 personas. El dato, no obstante, es un 38,6 % inferior al de 2019. La estancia media se quedó en 2,3 días y la ocupación fue la más baja de la Comunitat, con un 47,8 %.

Por otro lado, Hosbec ha detallado que los hoteles de la Comunitat cerraron agosto con un precio medio diario por habitación de 92,95 euros, un 12 % menos que un año antes. Sin embargo, los ingresos por habitación disponible disminuyeron en un 48 %.

En el ránking de destinos con más pernoctaciones en el mes de agosto todos tienen tendencias negativas, aunque Benidorm se situó en el segundo lugar a nivel nacional, solo por detrás de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria).

Hosbec carga contra la cancelación del Imserso y pide nuevo pliego para 2021

La patronal hotelera Hosbec ha considerado «incongruente» la cancelación de lo que queda de la temporada de los viajes del Imserso y ha pedido la negociación de un nuevo pliego de condiciones para 2021.

El Gobierno ha acordado la cancelación de lo que queda de la temporada de los viajes del Imserso después de que llevasen meses suspendidos como consecuencia de la pandemia de coronavirus y trabaja ya en un nuevo programa adaptado a las nuevas condiciones para ofrecer todas las garantías a los usuarios.

En un comunicado, Hosbec ha opinado que esa decisión es «precipitada» y que «debería haberse acordado una suspensión y no una cancelación».

«Lo más oportuno es haber planificado una revaluación de la situación a finales del año 2020, confiando en que la situación sanitaria sea mejor que la actual y que la vacuna anunciada por el presidente del Gobierno ya esté llegando a la población, y en especial a la de riesgo, que son los mayores de 65 años», ha apuntado la patronal.

Hosbec ha estimado también que la decisión del Gobierno es «contradictoria» con la política de apertura de corredores turísticos seguros con los principales mercados europeos, de forma que, según esta patronal, se envía «un mensaje muy confuso».

También es «incongruente», señalan en la nota de prensa, con las políticas de reactivación a través de bonos turísticos que han anunciado varias comunidades autónomas.

El presidente de Hosbec, Toni Mayor, ha dicho que, «ante situaciones excepcionales, hay que tomar medidas excepcionales y soluciones creativas», por lo que ha manifestado que la cancelación es, a su juicio, «la peor de las soluciones si no va acompañada de otras medidas».

Mayor ha reconocido que la demanda turística es menor que otros años, aunque «sigue existiendo», y ha reivindicado la experiencia acumulada durante el verano en la gestión de destinos y establecimientos.

«Invitamos al Gobierno a reflexionar y a poner en marcha programas alternativos que permitan funcionar a los hoteles los próximos meses», ha expuesto.

El presidente de Hosbec ha subrayado que «toda inversión que se realice será beneficiosa» porque «se evitarán trabajadores en ERTE o en ERE y se reconstruirá la actividad económica más allá del propio alojamiento».

De cualquier forma, Mayor se ha mostrado tajante al subrayar que el sector no admitirá una prórroga de dos años del actual programa del Imserso y ha emplazado a los responsables del mismo a que empiecen ya a elaborar un nuevo pliego de condiciones que contemple «las históricas reivindicaciones de los hoteleros españoles».

A este respecto ha asegurado que los costes de producción para fijar el precio de venta están «absolutamente desfasados», puesto que los hoteles participantes apenas reciben 21 euros por persona y día con alojamiento, pensión completa y bebida incluida, lo que les «obliga a trabajar por debajo del precio de coste»

Deja un comentario!