Los guías de turismo, en situación crítica tras las nuevas medidas

Foto de archivo. Día Mundial Turismo. Concentración que tuvo lugar frente al Ayuntamiento de Valencia.

  • Por Iván Llorca, presidente de la Asociación de Guías de Turismo de la Comunidad Valenciana.

Tememos por nuestro futuro laboral que en estos momentos es tan incierto y sensible. Nos obligan a trabajar con grupos de 5 personas y guía, con lo que los números no nos salen para hacer frente al pago de la cuota de autónomos, impuestos y otros gastos que independientemente de facturar o no, tenemos que hacer frente mes a mes. Las restricciones han frenado la demanda en seco y muchos de nosotros apenas tenemos trabajo para mantenernos. La situación es crítica y nadie nos quiere ver.

Somos un colectivo ignorado, abandonado que teme por su futuro laboral, que apenas ha recibido ayudas ni consideraciones por parte de la Administración Pública.

Los guías solicitamos una modificación del decreto, para no continuar perjudicando a un sector, ya de por sí, seriamente afectado por la crisis sanitaria y económica que estamos atravesando.

Desde que empezó la pandemia, se han ido modificando las restricciones y condiciones de trabajo para nuestro colectivo, adaptando nuestras condiciones de trabajo con sumo detalle, para el cumplimiento estricto de todos los protocolos de seguridad; siempre con nuestra mejor disposición hacia todos los cambios.

Hemos estado realizando visitas guiadas con resultados, hasta la fecha, muy positivos. No se ha detectado ningún caso COVID relacionado con ninguna de nuestras actividades, gracias a la aplicación del protocolo (ICTE), cuyas medidas presentamos desde nuestro colectivo, y que fueron aceptadas y aprobadas.

Hemos apostado por un turismo responsable y seguro. Ofreciendo siempre la posibilidad de rastrear cualquier contagio merced al estricto cumplimiento de estos protocolos.

Sin embargo, y a pesar de estos datos, las restricciones han ido en aumento, a medida que avanzaba la pandemia. El tamaño de los grupos ha ido reduciéndose: de 30 a 20 personas, luego a 15 y ahora sólo a 6, que es el límite máximo de personas, incluido el guía de turismo, que pueden realizar una visita guiada.

Nuestro trabajo se hace principalmente en exteriores, manteniendo en todo momento la distancia de seguridad, el uso de mascarilla, y la aplicación de gel hidroalcóholico, entre otras medidas. Además, en los tiempos en los que estamos, hemos mantenido una actividad no solo viable desde el punto de vista sanitario, sino recomendable, dado que presentan las visitas guiadas como una manera muy controlada de difundir cultura, patrimonio, historia, pero también pedagógica, al concienciar a los visitantes sobre la realidad actual.

Nuestras visitas guiadas ofrecen la posibilidad de salir dentro de la propia ciudad con una considerable seguridad sanitaria, son una opción de esparcimiento saludable y controlado. Y como hemos reiterado hasta la fecha no se nos ha atribuido ningún contagio no rastreable en el ejercicio de en nuestra profesión.

Desde que empezó la pandemia, se han ido modificando las restricciones y condiciones de trabajo para nuestro colectivo, adaptándonos con la mejor predisposición a estos cambios. Desde nuestro sector, hemos cuidado con sumo detalle y cumplido estrictamente con todos los protocolos de seguridad.

Consideramos que se trata de un agravio comparativo con otros colectivos.Ante la modificación que se realizó el viernes pasado por el Consell en el apartado 1.2. «Medidas relativas a celebraciones», con aforos actividades deportivas o velatorios al aire libre.

Iván Llorca, presidente de la Asociación de Guías de Turismo de la Comunidad Valenciana.

Deja un comentario!