La hostelería y el ocio de la Comunitat Valenciana califican de «tomadura de pelo y operación de marketing» las «no ayudas» del Gobierno al sector

En la imagen (de izq. a dcha.) Víctor Pérez, presidente de FOTUR, Salvador Navarro, presidente de la CEV y Manuel Espinar, presidente de Hostelería Valencia y de CONHOSTUR.

La hostelería se ha convertido en uno de los sectores más afectados por la pandemia de la covid, de eso ya no hay ninguna duda. Las restricciones de aforo, el toque de queda y una sucesión de medidas no previstas en los planes económicos de bares y restaurantes para 2020 siguen apretando las cuentas de los hosteleros, que cada vez notan más el peso de la falta de actividad.

Esta mañana, la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (Hostelería Valencia) y la Federación de Ocio, Turismo y Juego de la Comunitat Valenciana (FOTUR) han ofrecido en la sede la Confederación Empresarial de la Comunitat (CEV) el análisis desde los sectores de hostelería y ocio del funcionamiento de la campaña de Navidad con las medidas anticovid.

Manuel Espinar, presidente de CONHOSTUR y de Hostelería Valencia, ha destacado que prevén «una caída de más del 50% del volumen de negocio esta campaña de Navidad con respecto a la del año anterior, lo que en cifras absolutas supone la pérdida de 1.080 millones de euros para el sector», han calculado.

El anuncio de las nuevas restricciones y el toque de queda a las doce de la noche para Nochebuena y Nochevieja supuso un «aluvión de cancelaciones» que no se han podido suplir con nuevas reservas y de las que el sector no ha podido recuperarse en la actual campaña.

Durante la rueda de prensa, Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana, Manuel Espinar y Víctor Pérez, presidente de FOTUR, en representación al sector del ocio, el juego y el turismo de la Comunitat Valenciana, han calificado de «tomadura de pelo y operación de marketing» las «no ayudas» del Gobierno central al sector, y han informado de que así se lo comunicaron a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en la reunión que mantuvieron en el día de ayer.

«Solo pedimos las mismas ayudas directas que otorgan al sector nuestros hermanos, los gobiernos europeos», han añadido. Además, han señalado que, por su parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, «no ha tenido ni la sensibilidad de reunirse con nosotros».

Salvador Navarro que ha reivindicado la necesidad de que se aprueben ayudas a fondo perdido para el sector, como en Alemania, Italia o Portugal y ha manifestado la falta de sensibilidad con el sector de la hostelería, que trabaja desde hace un mes con un aforo del 30% en el interior y un 50% en las terrazas, y con el del ocio, que ha estado nueve meses cerrado. El presidente de la CEV ha insistido en la importancia de la responsabilidad individual como la mejor vacuna frente al COVID.

El acto ha servido para presentar la campaña de concienciación de las medidas de prevención frente a la COVID-19 de aplicación en los establecimientos de ocio que han presentado las dos entidades. Una campaña dirigida al colectivo empresarial y a la ciudadanía para hacer un llamamiento a la responsabilidad individual y al estricto cumplimiento de la normativa en los locales de ocio.

Los representantes de las organizaciones representativas de la hostelería y el ocio han valorado el funcionamiento de la campaña de Navidad y las expectativas del sector de cara a la celebración del fin de año. La evolución de la pandemia y las últimas restricciones han condicionado de forma determinante la actividad del sector, que en líneas generales valora en una caída superior al 50% del volumen de negocio respecto a las navidades del 2019, según ha manifestado Manuel Espinar. La hostelería calcula que se van a perder 1.080 millones de euros en esta campaña. El anuncio de las últimas restricciones supuso un incremento de cancelaciones que en algunos casos no se ha podido ya suplir con nuevas reservas y qué en el caso de Nochevieja, con el toque de queda a las 24.00 horas condicionan incluso que muchos restaurantes hayan optado por no dar ese servicio y cerrar.

En estos momentos la tendencia se está caracterizando por las reservas a última hora, de hecho, en estos momentos todavía hay muchos establecimientos esperando esas reservas incluso para el día de año nuevo, que históricamente era un día de ocupación completa en la restauración. La tendencia ahora es a salir a mediodía y ha caído de forma muy contundente la demanda de las cenas.

Como novedad de esta campaña de Navidad, Espinar ha destacado la buena acogida que ha tenido la alternativa del delivery, pero que dadas las restricciones y especialmente el toque de queda, supone una ayuda para la actividad, especialmente para suplir el trabajo de la franja de las cenas que se ha visto muy perjudicada, pero ha insistido que “se trata de una ayuda, en ningún caso sustituye al volumen que podía suponer las cenas o comidas en el propio local”.

De cara a la celebración de Nochevieja, el presidente de Hostelería Valencia ha trasladado que la iniciativa planteada hace unas semanas de trasladar la celebración al mediodía ha cuajado en el sector y ya se ha bautizado de forma popular como la “Tardevieja”. En ese sentido, se espera que el servicio de mediodía el día 31 en los bares y restaurantes valencianos funcione bien al igual que el tardeo, pero se insiste en el llamamiento al consumo responsable.

Manuel Espinar ha reivindicado de nuevo un plan de ayudas para el sector dotado de 150 millones de euros y ha recordado cómo el sector lleva dos meses esperando la reunión con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Espinar ha criticado las ayudas del Gobierno central que ha calificado como “las no ayudas y una operación de marketing en toda regla”. Espinar ha insistido en que el sector se siente abandonado y reclama coordinación entre las Administraciones para dotar al sector del plan de rescate que necesita.

En cuanto al sector del ocio, desde FOTUR han valorado las pérdidas de la campaña en 100 millones de euros, y en cuanto al nivel de apertura de locales de ocio calculan que solamente han abierto uno de cada tres locales y las grandes discotecas permanecen cerradas.

Por su parte Víctor Pérez, presidente de FOTUR ha manifestado que la Nochevieja como la conocíamos ya no existe y ha reivindicado la celebración de la Tardevieja y la Tardenueva como el tardeo que se podrá celebrar el 1 de enero, aunque no esperan demasiada afluencia teniendo en cuenta además las restricciones de aforo. FOTUR ha alertado ante las posibles fiestas ilegales en pisos, casas y ha explicado que la salida de la crisis del sector del ocio y los espectáculos se basará en el apoyo de los avances tecnológicos y su aplicación en los espacios cerrados con sistemas de desinfección, test rápidos o aplicaciones de geolocalización, citando como ejemplos el concierto de Raphael celebrado en el Wizink Center.

Deja un comentario!