Cada día cierran 200 bares de copas y discotecas en España después de 9 meses de cierre, y sin plan de rescate

Resulta inconcebible que el Gobierno permita la destrucción del ocio nocturno y los espectáculos teniendo en cuenta que se trata de uno de los sectores en los que España es referencia y primera potencia mundial, destacan las asociaciones del sector concentradas esta mañana ante el Ministerio de Asuntos Económicos para reclamar un Plan de Choque y Rescate.

En el contexto de una situación económica desesperada después de 8 meses y medio de cierre, en muchos casos, los trabajadores y empresas del ocio, la cultura y los espectáculos, se han concentrado esta mañana en la puerta del Ministerio de Asuntos Económicos para reclamar la aprobación inmediata de un Plan de Choque y Rescate para evitar la destrucción de un sector «estratégico para la imagen de marca y el atractivo turístico de nuestro país», han destacado las asociaciones del sector.

El ocio nocturno es la principal víctima económica de la crisis del coronavirus, a consecuencia del toque de queda impuesto en toda España, que exige medidas económicas contundentes que permitan congelar la economía de unas empresas que mantienen unos gastos fijos que van de los 7.500 euros mensuales de los bares musicales, a los 25.000 de las salas de conciertos, clubs y discotecas, lo que supone a nivel sectorial, 150 millones de euros de gastos fijos mensuales sin ningún tipo de ingresos.

En este contexto, este acto de protesta ante las puertas del Ministerio de Asuntos Económicos organizado por España de Noche, Noche Madrid, #SomosOcioNocturno, la Plataforma por el Ocio, la Noche en Vivo, la Asociación Española de Disc jockeys y Productores (AEDYP) y la Asociación de Trabajadores del Ocio Nocturno (ATON), pretende impulsar la aprobación definitiva de un Plan de Choque y Rescate para el sector del ocio y los espectáculos cuya aprobación estaba prevista inicialmente para el pasado Consejo de Ministros, y que sin embargo, ahora mismo se encuentra en un auténtico limbo cuando más urgente resulta congelar la actividad económica de estas empresas en un momento en que los datos epidemiológicos permiten ver el final del túnel, por lo que “resulta inconcebible que el Gobierno permita la destrucción del ocio nocturno y los espectáculos teniendo en cuenta que se trata de uno de los sectores en los que España es referencia y primera potencia mundial”, comentan.

Plan de Choque y Rescate

Con respecto a las medidas incluidas del Plan de Rescate elaborado por la patronal del ocio y los espectáculos, en estos momentos, la principal prioridad debe de ser implementar ayudas económicas directas para evitar los gastos asociados al alquiler de los establecimientos.

Casi un 33% de los gastos fijos de los locales, están asociados a los alquileres que deben pagar. Si tenemos en cuenta que el precio medio del alquiler de las discotecas y salas de conciertos está entre los 10.000 y los 25.000 euros y en el caso de los bares de copas entre los 2.500 y los 5.000, este desembolso de los locales de ocio supone un gasto mensual de más de 52,5 millones de euros, que es una tercera parte de los 150 millones de euros en gastos fijos que tienen que hacer frente mensualmente.

Si el Gobierno no aprueba un nuevo decreto que establezca condiciones para implementar quitas y acuerdos entre arrendadores y arrendatarios, teniendo en cuenta que las empresas del sector que han tenido que hacer frente a 9 mensualidades del pago de sus alquileres, y cuando aún quedan meses hasta recuperar su actividad, únicamente el 6,72% de las empresas, 1.101 locales en total, pueden salvarse porque son los únicos que cuentan con un local en propiedad.

Los alquileres deben de ser la prioridad que debe de abordar el Plan de Choque y Rescate que debe impulsarse desde el Ministerio de Asuntos Económicos.


Junto a este gran problema, el Plan para el ocio y los espectáculos recoge que debe tener en cuenta la necesidad imperiosa de suspender todo tipo de impuestos como los pagos a cuentas del IRPF y del impuesto de sociedades, los pagos trimestrales de IVA, las cuotas de los autónomos y las cotizaciones sociales de los trabajadores a los que tienen que hacer frente las empresas, así como la necesidad de exigir la ampliación de las líneas de crédito ICO para el sector del ocio y los espectáculos, contando con un 100% de avales del gobierno y con intereses al 0% que protejan a las pymes de las prácticas abusivas de las entidades financieras sobre un sector que carece de recursos para avalar sus créditos.

Si tenemos en cuenta que la industria recreativa y de los espectáculos de España es uno de nuestros principales atractivos turísticos, resulta inconcebible que después de casi 9 meses, el Gobierno de España no tenga un plan para garantizar la supervivencia de la principal víctima económica de la crisis del coronavirus, y que ya sea utilizando el modelo alemán que cubre el 75% de la facturación del 2019, o el francés con aportaciones directas de 500€ por trabajador empresa y mes, España tiene que dar ya respuesta a las condiciones extremas a la que se enfrenta el sector.

Deja un comentario!