Rusticae celebra los más de 20 años en el Club de 13 de sus hoteles

Hay hoteles… y Hoteles con mayúscula. Y es que, aunque todos y cada uno de los establecimientos Rusticae son importantes para el sello de calidad, no todos pueden presumir de llevar más de 20 años en el Club.
 
Según comenta Isabel Llorens, fundadora de Rusticae, “La media de permanencia de los establecimientos en Rusticae ronda los 10 años, pero tenemos 13 establecimientos que llevan más de 20 años con nosotros. Tres alojamientos acaban de superar la barrera de los 20 este año, Hotel Spa Casa del Rector, Hostería de Guara y Hotel Mas Passamaner; y dos hoteles, Can Boix de Peramola y Posada San José, han caminado junto a nosotros desde nuestros inicios hace 25 años. Para todos los que integramos Rusticae es una gran satisfacción ver la fidelidad de los alojamientos que forman parte del Club, y nos motiva a seguir trabajando e innovando para y con ellos”.
 
Hotel Restaurant Can Boix de Peramola Rusticae (Peramola, Lleida)
En el corazón de las sierras prepirenaicas, en un entorno de paisajes que invitan a la calma, surge el Hotel Can Boix de Peramola. Fruto de una saga de renombrados hosteleros que hoy abandera con magnífico acierto Joan Pallarés de la mano de Teresa, su mujer, el hotel cuenta con 41 habitaciones que se dividen en dos tipos, Confort y Gran Confort, en las que el descanso está garantizado. En las zonas comunes destaca su salón con chimenea, zona de relax con sauna, presauna, duchas a presión, playa solar y piscina, así como sus amplios y cuidados jardines.

La gastronomía juega un papel importante. Juan Pallarés ha sabido mantenerla esencia de la gastronomía local y, en base a productos locales ha creado una extensa carta de platos elaborados con mimo y mucho oficio.
 

Hotel Posada San José Rusticae (Cuenca)
 
En el corazón del casco histórico de Cuenca, en un edificio singular, declarado como Bien de Interés Cultural en el año 2005, se encuentra el Hotel Posada San José en la que fuera una casa palaciega del año 1621. Cruzar la puerta del hotel es trasladarse en el tiempo. Cada una de sus 21 habitaciones cuenta con su propia personalidad, pero siempre con sencillez y pulcritud, mientras que las zonas comunes son el refugio de muebles antiguos y objetos curiosos.
 
Con las inigualables vistas que ofrece esta casa colgada, su restaurante es fiel a la tradición culinaria conquense y es punto de encuentro de aquellos que quieran disfrutar de la buena mesa
 
 
Hotel Spa La Casa del Rector Rusticae (Almagro, Ciudad Real)
 
Tradición y vanguardia se unen en este hotel boutique con Spa de 29 habitaciones, concebido para la desconexión y el bienestar. Construido en una antigua casa solariega derruida, hoy en día este hotel se divide en tres espacios arquitectónicos muy diferenciados: una zona rústica con habitaciones decoradas cálidamente inspiradas en la tradición manchega, combinando artesanía, antigüedades y motivos étnicos; una zona minimalista, de diseño zen con habitaciones se decoradas en tonos neutros, espacios luminosos y abiertos que transmiten paz y serenidad; y un edificio nuevo que es una reinterpretación actualizada de la típica casa manchega, y que se divide en dos luminosos patios con cúpulas transparentes al que dan las habitaciones y otro patio que da acceso al Spa.
 

Hostería de Guara Rusticae (Bierge, Huesca)
Regentado por tres jóvenes hermanas, y ubicado en un pequeño pueblo del prepirineo oscense, punto de partida hacia el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, este hotel rural de 20 habitaciones es una oda a la iluminación natural gracias a sus amplios ventanales en las zonas comunes y generosas terrazas en las habitaciones. En el interior una decoración sencilla y en tonos naturales combina en armonía la madera y la forja, y su comedor con chimenea y su biblioteca invitan al disfrute y a compartir momentos únicos en invierno, mientras que, en verano, el protagonista es su jardín con piscina.
 

Hotel Mas Passamaner Rusticae (La Selva del Camp, Tarragona)
 
Diseñado por el arquitecto Ángel García-Puertas, este hotel ha sido pionero y buque insignia de los hoteles con encanto en Tarragona. Ubicado en una finca de 20.000 metros, este hotel cuenta con 22 habitaciones en el edificio principal y 2 villas en una antigua masía anexa que cuentan con 2 dormitorios, 2 baños, piscina, jardines y solárium privado.
 
El hotel cuenta con piscina exterior, un Spa con piscinas climatizadas de chorros y de relax, sauna, baño turco, estética, masaje y demás tratamientos y además cuenta con pistas de pádel y helipuerto. Asimismo, cuenta con salas de reuniones para empresas
 
Descubre en Rusticae la mejor selección de alojamientos con encanto y disfruta de una experiencia única.
 
Etiquetas

Deja un comentario!