Los hosteleros advierten de que un 20% de los locales podrían cerrar este año

  • El presidente de la Confederación empresarial de Hostelería y Turismo de la Comunidad Valenciana (Conhostur), Manuel Espinar, en la imagen, afirma que “nos sentimos en la cuneta” y ha reivindicado en Les Corts «medidas realistas para reflotar al sector».

El presidente de la Confederación Empresarial de Hostelería y Turismo de la Comunidad Valenciana (CONHOSTUR) , Manuel Espinar, ha comparecido esta mañana ante la Comisión Especial de estudio para la reconstrucción social, económica y sanitaria de les Corts Valencianes en representación del sector de la hostelería en la Comunitat.

En representación de las 34.000 empresas que conforman el tejido de la hostelería, Espinar, presidente de CONHOSTUR que representa a la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia, la Asociación de Hostelería y Turismo de Castellón, ASHOTUR y la Asociación Provincial de Empresas de Hostelería de Alicante APEHA, ha puesto sobre la mesa de la Administración la necesidad imprescindible de impulsar, desde una “visión realista”, medidas esenciales para evitar la desaparición del 20% de los establecimientos previsto por el momento y que aumentará si no se ataja esta “situación desesperada” con un plan efectivo. Cabe recordar que “el 90% de nuestras empresas son autónomos o pymes” que emplean “a 160.000 personas de forma directa, pero de forma indirecta se multiplican los números”.

Propuestas trasladadas

Las propuestas trasladadas a las Cortes Valencianas por parte de la hostelería valenciana a través de la figura de su presidente han girado en torno a tres ejes, insistiendo en demandas ya comunicadas en los últimos meses y abarcando las necesidades de todos los subsectores: bares y restaurantes, salones de banquetes, ocio nocturno y hospedaje. En primer lugar, Espinar ha solicitado la adaptación a la “nueva realidad” de “algunas de las medidas” que se desprenden del “acuerdo adoptado por el Consell sobre medidas de prevención frente al COVID-19”, como el establecimiento de “una ocupación, en el interior de los locales, solamente limitada por la distancia mínima de seguridad entre mesas de 1,5 metros, sin porcentaje de aforo”. Entre otras cuestiones como la necesidad de regular las actividades de los salones de banquetes, el portavoz hostelero ha pedido “conocer el procedimiento o protocolo oficial sanitario en caso de contagio en un establecimiento público”.

El segundo de los ejes abordados ha girado entorno a la “reactivación de las empresas”. En este punto, el presidente de CONHOSTUR ha defendido la emergencia de “flexibilizar los criterios para los créditos ICO para el sector” ilustrando la baja tasa de empresas que han conseguido financiación: tan solo un 20%. En este sentido, ha reclamado subvenciones y líneas específicas de financiación adaptadas a cada caso (autónomos, pymes…), el aplazamiento o suspensión de cobro de los tramos autonómicos de impuestos o el establecimiento de una bonificación de, al menos, un 30% para compensar el período de inactividad sufrido, y la subvención de un 50% del alquiler para evitar penalizaciones a los arrendatarios.

La reactivación del consumo ha cerrado el conjunto de reivindicaciones de CONHOSTUR llevadas ante las Cortes Valencianas para reflotar un sector situado en “la zona cero de esta crisis”, azotado previamente por el temporal Gloria, la suspensión de Fallas, Magdalena, temporada Semana Santa, Hogueras San Juan por tanto, paralizado los últimos 6 meses por circunstancias ajenas. Dos de las propuestas en este punto han sido el impulso de campañas de promoción turística y los bonos para incentivar el gasto local en hostelería.

Por último, Manuel Espinar ha manifestado la disconformidad del sector de la hostelería con “el plan de impulso del turismo aprobado por el Gobierno de 4.262 millones”, teniendo en cuenta que otros países como Francia, Italia o Grecia han destinado a este sujeto 18.000 millones, 55.000 millones y 24.000 millones de euros, respectivamente.

Con todo, Manuel Espinar ha puesto en relieve la “responsabilidad” demostrada por todas y cada una de las partes del sector hostelero ante esta crisis sanitaria, siendo “los primeros en acordar con la administración valenciana que era necesario decretar el cierre del sector” y, de hecho, anticipándose a “toda España”, una responsabilidad se ha mantenido a lo largo de todas las fases del proceso de desescalada. Espinar ha finalizado su comparecencia recordando a los miles de personas cuyos empleos se desprenden de la cadena de valor de la hostelería (hosteleros pero también proveedores de alimentación y bebidas) y el peligro que corren en caso de que la Administración no actúe con la debida contundencia y la celeridad que requiere la situación.

Deja un comentario!