Mapfre prevé una desaceleración de la economía hasta el 1,7% en 2020

El Servicio de Estudios de Mapfre ha presentado esta mañana el Informe «Panorama económico y social 2020» en el que se prevé una desaceleración de la economía española hasta el 1,7% este año, a pesar del «avance» del nuevo Gobierno, que «elimina incertidumbres» al poner fin a una etapa larga de inestabilidad.

Mapfre mantiene su previsión de crecimiento para este año pero considera que la ralentización proseguirá durante 2021, cuando prevé que el PIB se incremente un 1,5%, según figura en su informe.

«Sin entrar en valoraciones políticas, consideramos que la existencia de un Gobierno es positiva porque elimina incertidumbres, aunque plantea incógnitas», ha explicado el director de análisis macroeconómico y financiero del Servicio de Estudios de Mapfre, Gonzalo de Cadenas-Santiago.

En este sentido, el grupo asegurador reconoce que «supone un avance en términos de estabilidad y superación del bloqueo político existente», si bien considera que «es pronto para analizar el impacto de sus políticas, ya que no se han concretado».

Mapfre cree que la incertidumbre en torno al diseño e implementación de la política económica «podría pasar factura en términos de la confianza de los consumidores e inversores, y en última instancia, en el desempeño futuro de la economía española».

No obstante, De Cadenas-Santiago ha especificado que, por ahora «la confianza de consumidores e inversores de España mantiene la misma dinámica que la del resto de Europa», es decir, que «no hay traslación de las políticas al consumo».

A pesar de ello, el experto ha reconocido que la confianza de consumidores e inversores se podría ver afectada «por el contexto externo, fundamentalmente, y las escasas ganancias salariales que va a haber en los años próximos, que no puede mejorar mucho más».

«Somos razonablemente positivos con la renta variable y esperamos que los índices pueden terminar con crecimientos cercanos al 10%», ha sostenido el director general de Mapfre AM, Javier Lendines. «No creemos que los índices vayan a tener un comportamiento tan extraordinario como 2019», ha reconocido.

Por sectores, la gestora de Mapfre posiciona a las empresas tecnológicas entre sus apuestas favoritas, por lo que ha mostrado su preferencia por los índices estadounidenses frente a los europeos para 2020. No obstante, en los índices bursátiles prevé un «mayor heterogeneidad» en los comportamientos sectoriales en los próximos años, así como «más diferencias dentro de cada sector».

Ralentización en el sector seguros

Entre sus preocupaciones, Mapfre ha destacado «los activos de menos calidad en crédito» y ha avanzado que «puede haber un incremento de las tasas de ‘default’ en 2020». Asimismo, ha avanzado que los episodios de volatilidad «serán más importantes este 2020 que en años anteriores».

«Uno de los mayores riesgos es el mayor riesgo que hay en las carteras, que puede llevar a problemas de liquidez», ha sostenido Lendines, que ha descartado que haya ningún fondo español «en el radar» que les preocupe en este sentido, tras el corralito de algunos fondos inmobiliarios británicos en 2019.

Por otro lado, la casa de seguros Mapfre estima que el sector asegurador se desacelere en España en este año. Según los datos provisionales, el crecimiento de las primas de seguros ‘no vida’ fue del 3% en 2019.

La línea de negocios que más acusará  la desacelaración será la de automóviles «que crecerá este año por debajo del 2%», mientras que está previsto que el subsector que más crezca sea el de salud, «por encima del 4%», ya que tiene cierto comportamiento anticíclico, ha señalado Ricardo González, director experto de análisis sectorial del sector seguros.

La dinámica de la economía global sigue afectando al desarrollo del sector seguros, y en particular, a los segmentos ‘no vida’ y ‘vida riesgo’, que se están ralentizando. Sin embargo, el buen comportamiento de los mercados de valores constituye un estímulo para los productos de seguros de vida en los que el tomador asume el riesgo de inversión.

A nivel global, Mapfre ha pronosticado un crecimiento del 3,1% en 2020 y este «probablemente será el más bajo de los próximos años», si bien ha descartado la recesión «en la mayor parte de las economías desarrolladas». De esa forma, el crecimiento esperado del PIB global será del 3,4% en 2021.

Esta «recuperación débil o frágil» es resultado de la suma de «los viejos riesgos conocidos y por los riesgos desconocidos», ha valorado De Cadenas-Santiago, que ha mencionado los riesgos derivados de las tensiones comerciales, los problemas de gobernanza global y los ajustes del sistema financiero.

Etiquetas

Deja un comentario!