Las agencias de viajes de Castilla-La Mancha piden un plan de rescate y califican la situación de «catastrófica»

Félix Rodríguez, presidente de la Asociación Regional de Agencias de Viajes de Castilla-La Mancha, considera que «hemos tenido varias reuniones con los partidos políticos donde tratamos de hacer entender nuestra situación como zona/sector catastrófica, si otras empresas no pudieran desarrollar su actividad por imposición legal serian indemnizadas. No entendemos porque a las agencias de viajes se les ningunea de esta manera desde hace casi un año»

La Asociación Empresarial de Agencias de Viaje de Castilla-La Mancha considera que «después del endurecimiento de medidas movilidad geografía ante el aumento de numero de contagios por Covid-19 y tras varios meses sufriendo una bajada en al facturación del 95% las agencias de viajes de Castilla-La Mancha solicitan un plan urgente de rescate para sus negocios, ante la imposibilidad de poder tener ningún tipo de ventas por las restricciones de movilidad impuestas por el gobierno».

Según declaraciones de Félix Rodríguez, presidente de la Asociación Regional de Agencias de Viajes de Castilla-La Mancha, «hemos tenido varias reuniones con los partidos políticos donde tratamos de hacer entender nuestra situación como zona/sector catastrófica, si otras empresas no pudieran desarrollar su actividad por imposición legal serian indemnizadas, no entendemos porque a las agencias de viajes se les ningunea de esta manera desde hace casi un año».

En España existen unas 9.500 agencias de viaje que generan más de 75.000 empleos directos. Según señala la Asociación de Agencias de Viaje en notas de prensa «en la actualidad estas empresas apenas tienen ingresos por la falta de actividad, a lo que hay que sumar las complicaciones que conllevan los viajes combinados, en especial las devoluciones de los importes a los clientes por la cancelación de sus viajes. Se da la circunstancia de que estos reembolsos corren a cuenta de la agencia cuando, en muchas ocasiones, los proveedores de los servicios contratados, como hoteles o aerolíneas, no abonan estas cantidades. Esto hace que la agencia se vea en una grave situación de desventaja y tenga que recurrir a créditos ICO para abonar las devoluciones, un dinero que no van a recuperar al no tener ingresos».

La situación se vuelve especialmente preocupante si atendemos a los datos e informes que indican que la recuperación del sector turístico no se alcanzará antes de 2023, con unas previsiones nada esperanzadoras para este 2021.

Deja un comentario!