El Clúster Turismo de Galicia espera que las administraciones acuerden mañana un plan de ayudas al sector

En la imagen, el vicepresidente primero de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, y la conselleira de Empleo e Igualdad, María Jesús Lorenzana, se reunieron ayer con representantes del Clúster de Turismo, las diputaciones y la Fegamp.

La Xunta lamenta que las diputaciones de A Coruña, Pontevedra y Lugo no aceptaran los criterios ya aprobados en la Comunidad Valenciana. Con esos baremos, la administración autonómica aportaría el 50% del plan total, las diputaciones el 30% y los ayuntamientos el 20%. Eso permitiría incrementar la aportación ya comprometida por la Xunta en un 100%.

  • Los asistentes a la reunión celebrada ayer por iniciativa del Clúster Turismo de Galicia se dieron un plazo de dos días para concretar las aportaciones y confirmar con los concellos que la Xunta actuaría como ventanilla única para la tramitación de las ayudas.

La Xunta garantiza 50 millones de euros para su segundo Plan de Rescate a autónomos, microempresas y hostelería. Esos fondos se sumarán a los 86,2 millones de la primera convocatoria, con el que serán en total casi 140 millones de euros en apenas 90 días.

Así lo trasladaron ayer el vicepresidente primero y conselleiro de Presidencia, Justicia y Turismo de la Xunta, Alfonso Rueda y la conselleira de Empleo e Igualdad, María Jesús Lorenzana; tras participar en una reunión en Santiago de Compostela con el presidente del Clúster Turismo de Galicia, Cesáreo Pardal; con el presidente de la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp), Alberto Varela, y con representantes de las diputaciones provinciales para abordar un plan consensuado de ayudas para el sector de la hostelería.

La Xunta lamenta que las diputaciones de A Coruña, Pontevedra y Lugo no aceptaran los criterios ya aprobados en la Comunidad Valenciana. Con esos baremos, la administración autonómica aportaría el 50% del plan total, las diputaciones el 30% y los ayuntamientos el 20%. Eso permitiría incrementar la aportación ya comprometida por la Xunta en un 100%.

Rueda incidió en la importancia de continuar con el diálogo con las administración para que en la reunión convocada para el miércoles se alcance un consenso y que “los sectores afectados puedan conocer la cantidad global su disposición y puedan empezar a percibir las ayudas el antes posible con independencia del origen de los fondos y concentradas en una solicitud única”. La prioridad absoluta, según indicó el vicepresidente, será la agilidad en el pago de las ayudas, al igual que ocurrió con el primer plan autonómico

La conselleira de Empleo e Igualdad, por su parte, volvió a ofrecer a las administraciones locales a capacidad “de gestión” de la Xunta, que, como indicó, “demostró ser eficaz con los plazos y la tramitación de las ayudas del primero plan”.

Novedades 2º Plan Rescate

Ante las nuevas medidas que afectan a la actividad de la hostelería y otros sectores, se simplificarán los trámites del 2º Plan de Rescate para que las ayudas sean aún más rápidas. Una de las novedades propuestas es que los autónomos no tengan que acreditar prestación por cese de actividad y tampoco se les exigirá a las microempresas tener activo o tener pasado por un ERTE para optar a las ayudas.

Al igual que el 1º Plan, el 2º contempla líneas destinadas a autónomos y microempresas, así como una específica al sector de la hostelería cerrado por medidas sanitarias. Las tres atardecer compatibles entre sí y los perceptores de ayudas en el 1º plan de rescate podrán volver a solicitarlas y, de cumplir los requisitos, recibirlas. Además, podrán optar, de cumplir con los requisitos, al resto de los programas de apoyos anticovid promovidos por la Administración autonómica.

La Xunta extenderá las ayudas al sector de la hostelería a los establecimientos que deban permanecer cerrados por recomendación sanitaria pero también a los que solamente puedan servir comidas y bebidas en terrazas, para llevar, o entregar a domicilio.

Según la Xunta, «el gobierno gallego mantiene su hoja de ruta hacia diseñar, en el marco del consenso, su 2º Plan de Rescate y mañana mismo se celebrarán sus respectivas reuniones con los representantes del diálogo social, Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) y los sindicatos UGT y CCOO y, por otra parte, con los interlocutores de la mesa del empleo autónomo». Estos encuentros se vienen a sumar a los celebrados en los últimos días, tanto con el Clúster de Turismo, como con la Mesa negociadora de la hostelería de la que forman parte las principales asociaciones provinciales del sector.

Movilizados cerca de 70 millones

La Xunta destinó en el 1º Plan de rescate para personas trabajadoras autónomas, microempresas y sector de la hostelería un total de 86,2 millones de euros. A día de hoy, están ejecutados cerca de 70 millones que corresponden al pago del 90% de las solicitudes resueltas (más de 40.000) de manera favorable, por el cumplimiento de los requisitos de las diferentes líneas de ayuda.

Por su parte, el presidente del Clúster Turismo de Galicia, Cesáreo Pardal, manifestó su satisfacción por el principio de acuerdo alcanzado ayer en la reunión por la Xunta, las diputaciones provinciales y la Federación Galega de Municipios y Provincias (FEGAMP), que supondrá la puesta en marcha de un plan de rescate para el turismo y la hostelería dotado con, al menos, 68 millones de euros.

Tras una larga negociación, los asistentes acordaron volver a reunirse en la tarde del miércoles para tratar de cerrar un acuerdo que implique la creación de un fondo dotado con al menos 68 millones de euros, de los que 50 serían aportados por la Xunta y el resto por ayuntamientos y diputaciones. El miércoles también se tendrá que decidir si los fondos son asignados desde una ventanilla única de la Xunta, opción preferida por el sector porque la tramitación sería más rápida.

Durante la reunión celebrada ayer en Santiago, Cesáreo Pardal señaló que el Clúster no partía de “ninguna idea preconcebida sobre quién tiene que asignar las ayudas y en qué medida”. Dijo que eso corresponde a las administraciones decidirlo.

Pero añadió que “sí es necesario conocer ya hasta dónde puede llegar la aportación de cada una de las Administraciones y a qué debe ser destinadas las ayudas directas y el resto de medidas de carácter laboral, financiero o fiscal”.

Los que se debe evitar, según dijo el presidente del Clúster a los asistentes a la reunión es “que suceda como hasta ahora: cada Administración ha tomado sus propias medidas, que no siempre han sido suficientemente conocidas, y que no han tenido en cuenta lo que, al mismo tiempo, se estaba decidiendo en otras instancias”. El resultado, añadió “ha sido un tanto caótico, y los debates públicos a través de los medios de comunicación sobre ‘quién ha aportado qué’ ha dado una imagen muy negativa de las Administraciones. Lo que se necesita, concluyó, “es coordinaciuón en aras de la eficacia, y que se haga partícipe al sector los procesos de discusión y toma de decisiones”.

Cesáreo Pardal destinó una parte de su intervención a explicar las razones por las que el sector del turismo y la hostelería deben ser ayudados por las Administraciones de una forma urgente para evitar la caída de un sector estratégico, el cierre de miles de empresas y la pérdida de en torno a 30.000 empleos.

Según explicó, “a actividad de los sectores estratégicos es parte de la política económica, tanto por su capacidad para generar riqueza, como por sus implicaciones sociales: desde la creación y mantenimiento del empleo, hasta su capacidad de arrastre de otras actividades o hasta su influencia en la propia configuración del territorio”.

Recordó que “cuando un sector estratégico atraviesa una dificultad, las Administraciones públicas acuden en su ayuda para minimizar sus efectos sociales y económicos”. Todos tenemos en mente el ejemplo de la banca, que ha tenido que ser rescatada recientemente porque se la consideraba “demasiado grande para fallar”. Pero hay muchos más: la reconversión industrial, la reconversión naval, o las ayudas todavía vigentes en la Política Agraria Común, son ejemplos de intervenciones públicas ante distorsiones en sectores estratégicos”.

En este caso, añadió, “la crisis ha sido provocada por decisiones tomadas por las propias Administraciones públicas”. En este sentido, señaló que el sector “asume y reconoce que las medidas sobre la movilidad y la relación física de las personas han sido y son necesarias”. Pidió a los responsables de las Administracione peresentes que reconozcan, a su vez, “que la asunción de esas medidas está provocando un agravio comparativo”.

El presidente del Clúster señaló que “las personas que formamos parte del turismo y la hostelería se nos ha exigido una mayor aportación en la lucha contra la pandemia. En muchos casos de una forma muy directa y evidente, ya que muchos negocios pequeños y familiares han tenido que recurrir a los ahorros de toda una vida para mantener abiertas sus empresas”. Concluyó que “Galicia necesita ayuda para un sector estratégico y las familias que viven del turismo y la gastronomía merecen una compensación por su mayor aportación personal y económica a la lucha contra la pandemia”.

Deja un comentario!