4 razones para visitar la Sierra de Francia, paraíso natural, cultural y gastronómico de la provincia de Salamanca

El Parque Natural de las Batuecas, espacio natural único declarado Reserva de la Biosfera formado por hermosos valles, altas cumbres y frondosos bosques, originales senderos señalizados para los amantes del turismo activo o rutas culturales por los municipios declarados “Conjuntos Históricos” son algunos de los encantos que convierten a la comarca salmantina en uno de los lugares más afamados de la provincia. Completa su oferta turística con una amplia variedad de experiencias gastronómicas disponibles gracias a un sinfín de productos de la tierra certificados en muchos casos por denominaciones de origen como los vinos Sierra de Salamanca.

El sur de la provincia de Salamanca alberga una de las comarcas con mayor atractivo turístico del país, la Sierra de Francia. Un territorio salpicado por la belleza de su paisaje alternado por espectaculares bosques, montañas y valles bañados por ríos y arroyos; rico en patrimonio histórico y cultural conservado en sus municipios en los que parece no haber pasado el tiempo, sin olvidar la exquisita gastronomía que atesora, capaz de conquistar a los paladares más exigentes.

Visita a un paraíso natural

Gran parte del territorio de la Sierra de Francia coincide con el Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, un laberinto de montañas y valles cuya estratégica posición entre las dos mesetas lo convierte en un singular pasillo de comunicación biológica.

Declarado Reserva de la Biosfera por su gran valor medioambiental e incluido en la Carta Europea de Turismo Sostenible, presenta una variada vegetación de tipo mediterránea y atlántica: robledales y coníferas comparten espacio con abedules, encinas, castaños y acebos. También es frecuente encontrar cultivos de vides, olivos y cerezos.

Ríos como el Francia o el Alagón atraviesan sus valles, entre los que destaca el de Batuecas, refugio de pinturas rupestres, antiguas ermitas o el monasterio de San José. Su orografía rodeada de las cumbres de la Sierra de Francia, lo convirtió en refugio de la fauna local.

Rutas senderistas para todos los públicos

La Sierra de Francia cuenta con un gran atractivo paisajístico que la convierte en el destino idóneo para la práctica de senderismo. Sus recorridos montañosos y senderos señalizados ponen a disposición del visitante rutas cortas y sencillas para quienes quieran relajarse y contemplar el ambiente, así como caminos más largos, que requieren un cierto nivel de preparación.

Además, la Sierra de Francia pone a disposición de sus visitantes una original propuesta de turismo activo por cuatro senderos que invitan a vivir una experiencia única en la comarca, los llamados Caminos de Arte en la Naturaleza: el Camino de los Prodigios, entre Miranda del Castañar y Villanueva del Conde; el Asentadero-Bosque de los Espejos, que une Sequeros, Las Casas del Conde y S. Martín del Castañar; el Camino de las Raíces, en torno a La Alberca; y el Camino del Agua, que discurre entre Mogarraz y Monforte de la Sierra.

El trazado de todos ellos es circular y la longitud varía entre 7 y 10 kilómetros por el parque natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, un laberinto de valles recónditos de gran valor medioambiental. En ellos, sus paseantes se verán sorprendidos por las obras de arte instaladas en el itinerario: jaulas sobre el valle, sirenas junto al arroyo, plumas de bronce, asteroides perdidos en una ermita, puertas en el campo, piedras cosidas o camas orgánicas.

Ruta de los Conjuntos Históricos

La gran riqueza patrimonial salmantina está plasmada en los quince municipios declarados “conjuntos históricos”, seis de los cuales se ubican en la Sierra de Francia. 

Sus visitantes podrán deleitarse con los encantos del municipio de La Alberca rodeado de extensos robledales y variados frutales; sumergirse por las calles y rincones de Mogarraz para descubrir su bella arquitectura de entramado y originales dinteles; visitar las sólidas murallas que circunvalan Miranda del Castañar y las torres del Homenaje de su castillo; disfrutar de las vistas desde el mirador de la Cruz de Sequeros;  del patrimonio de San Martín del Castañar mientras pasean por sus calles o conocer el espacio interior del recinto perfectamente delimitado de Villanueva del Conde conocido como “huertitas” y la originalidad de sus soportales.

Experiencias gastronómicas

La comarca alberga un terreno fértil donde se producen algunos de los mejores ingredientes del país. Sus estupendas materias primas hacen que la Sierra de Francia cuente con una amplia despensa certificada en muchos casos por Denominaciones de Origen, como los vinos de Sierra de Salamanca y Marcas de Garantía como el hornazo o la Cereza de la Sierra de Francia. Los embutidos de cerdo ibérico, la miel, el queso, el aceite de oliva virgen extra de la variedad autóctona local, las castañas o las setas y boletus son solo algunos de los exquisitos productos típicos de la comarca.

La gastronomía es, en muchos casos, la motivación y el hilo conductor de un viaje, y la Sierra de Francia ofrece una envidiable oferta de actividades que enriquecen la experiencia de sus visitantes.

Catas dirigidas, rutas o visitas a olivares son algunas de las actividades disponibles para los aficionados al oleoturismo, permitiéndoles adentrarse en la nueva cultura del aceite. Para los amantes del vino, la comarca alberga la Ruta del Vino Sierra de Francia, a través de la cual, sus visitantes podrán disfrutar de un extenso catálogo de experiencias enoturísticas, gastronómicas, naturales y culturales, gracias a las visitas a bodegas, restaurantes, alojamientos, municipios, establecimientos y la D.O.P. Sierra de Salamanca -en la que destaca su variedad autóctona de la uva rufete- que la conforman.

Deja un comentario!