CONHOSTUR denuncia el uso de la hostelería como “moneda de cambio político” y la actuación “unilateral” del Gobierno valenciano

En la imagen, Manuel Espinar.

El presidente de CONHOSTUR y HOSTELERÍA VALENCIA, Manuel Espinar ha comparecido esta tarde para valorar la decisión del cierre de la hostelería en la Comunidad Valenciana.

Con esta decisión “se ha mezclado la política con el sector de la hostelería. Hemos sido moneda de cambio, ayer no nos cerraban y hoy sí. Felicitamos a todos los políticos que nos querían cerrar, mañana habrá más familias arruinadas, eso sí el Botánico estará más unido que nunca” según ha manifestado Manuel Espinar.

Los contagios se han producido en más de un 60% en el ámbito familiar. El último informe del Ministerio de Sanidad decía que menos del 2,3% de los contagios se producen en la hostelería. Con estas medidas los contagios en las casas se van a seguir produciendo. Tenemos ejemplos de poblaciones con la hostelería cerrada, y los contagios siguen subiendo.

“Si todas las reuniones familiares se hubieran producido en el ámbito de la hostelería no estaríamos como estamos. Una vez más todo nuestro material perecedero mañana por la noche irá a la basura. No se pueden tomar estas decisiones con una precipitación de 24 horas, y de nuevo, nos hemos enterado de esta decisión por los medios de comunicación y tomando el gobierno una decisión unilateral y sin contar con nosotros”.

Estamos en el momento financiero más delicado desde que empezó la pandemia. Se nos cierra, sin tener todavía los procedimientos por parte de la Administración para el reparto de las ayudas. “Mañana día 20 tenemos que pagar impuestos y el 31 también. ¿Me quiere decir el presidente de la Generalitat como vamos a pagar? Llevamos desde el 7 de enero con unas restricciones muy duras y unos cierres perimetrales en municipios que han hecho que se cerrara la hostelería este mes”.

En el mes de diciembre más de 20.000 empleos de hostelería en la Comunidad Valenciana se han destruido, y con un cierre de empresas que estimamos en un 30%. Estas medidas no solamente afectan a los empresarios y autónomos que tenemos que subir la persiana todos los días, sino que va a afectar directamente a miles de trabajadores abocados al ERTE. Este es el último empujón para muchas empresas para no poder volver a abrir.

Deja un comentario!