Balance de las agencias de viajes andaluzas: incremento de ventas respecto a 2020 pero muy lejos de las de 2019.

Se constata un aumento en la facturación de verano respecto al del pasado año, pero en el comparativo con las cifras prepandémicas se observan aún caídas de entre el 60 y el 70%, lo que obliga a mantener en ERTE a gran parte de las plantillas.

La mayoría de las ventas realizadas se centran en destinos nacionales, con especial incidencia de viajes y estancias dentro de la propia comunidad andaluza. Las reservas para las costas levantinas, la cornisa cantábrica y Galicia, así como a las islas Baleares y Canarias, han tenido también un aceptable comportamiento.

Sin embargo, los destinos internacionales no terminan de recuperarse, aunque se ha observado un aumento de reservas hacia Europa tras la implementación del certificado verde digital. A nivel de larga distancia, las agencias andaluzas han enviado viajeros a destinos del Caribe -principalmente República Dominicana y Rivera Maya en México- y también de África e islas del Índico, como Maldivas y Zanzíbar. Los cruceros han avanzado de manera importante, tras su vuelta a las operaciones en el mes de junio.

La Federación Andaluza de Agencias de Viajes considera que “la situación de las agencias ha mejorado, pero lamentablemente aún nos queda mucho para recuperar la normalidad”. Recuerdan que son el sector que ha sufrido una mayor afección económica por la crisis del Covid, tanto en facturación como en empleo. “Según los informes de la Seguridad Social, en junio crecieron todos los sectores vinculados al turismo, excepto el de las agencias de viajes. De igual manera, en julio seguimos siendo el sector con mayor porcentaje de trabajadores en situación de ERTE, con un 39.77%, lejos de otros sectores

también muy afectados como el transporte aéreo, con un 22.40%, y los servicios de alojamiento, con un 16.30%”.
A pesar de estas negativas credenciales, siguen sin recibir ayuda alguna por parte de la Junta de Andalucía. Las convocadas en abril por un importe lineal de 3.000 euros aún no han llegado y la Consejería de Turismo no aclara en qué momento se publicarán las complementarias que permitirían a las agencias obtener un máximo de 12.000 euros dependiendo del número de trabajadores en plantilla.

En opinión de la FAAV, estas ayudas son “objetivamente insuficientes”, tanto en el comparativo con respecto a lo legislado en otros territorios nacionales como en el ratio de partida presupuestaria destinada por la Junta y el empleo y la facturación de cada sector, “saliendo perjudicados entre un 65% y un 88%, dependiendo del parámetro”.
“Es lamentable observar el trato que en Andalucía se le da a un sector tan duramente castigado y que tanta incidencia tiene sobre el turismo de calidad”, apostillan.

Deja un comentario!